Cuál es la mejor leche de continuación según la OCU

como-preparar-el-biberon

Partimos de la base de que la leche materna es el alimento más indicado para el bebé en los primeros meses de vida. Pero hay ocasiones en las que, por diversas circunstancias no es viable proporcionar al bebé leche materna recurriendo a la leche de fórmula. Si este es tu caso, seguro que te preocupa saber cuál es la mejor leche de continuación.

Tipos de leche artificial

La leche artificicial se divide en tres tipos:

  • “Tipo 1 o de inicio” la tomará el bebé hasta los 4 – 6 meses de vida. Es la leche que más se parece a la leche materna (aunque aún está muy lejos de tener todos sus nutrientes y beneficios)
  • ” Leche tipo 2 o de continuación” La tomará el bebé hasta los 12 meses de vida.
  • ” Leche de crecimiento o tipo 3″ la tomará el bebé a partir de los 12 meses de vida. En varios estudios, la OCU señala este tipo de leches como “no necesarias”. Tras analizar sus componentes, el informe revela que no suponen una ventaja alimentaria incluso su alto contenido en azúcares añadidos y calorías la pueden hacer poco saludables para el bebé.

Cuál es la mejor leche de continuación

La composición de las diferentes leches de continuación que existen en el mercado son muy similares, aunque no todas son iguales.

En muchos casos la elección la realiza el mismo bebé en función de sus preferencias.

En otras ocasiones puede ser necesario proporcionarle una leche adaptada o tratada en función de sus necesidades (intolerancia, alergias, problemas digestivos, estreñimiento, etc.). Tu pediatra te recomendará la opción más saludable para tu bebé.

¿Qué leche de continuación nos recomienda la OCU?

La OCU (Organización de Consumidores) realiza frecuentemente estudios y comparativas sobre los diferentes productos que encontramos en el mercado. Las leches artificiales han sido objeto de estudio por parte de la OCU en diversas ocasiones.

Y, ¿cómo se pronuncia la OCU respecto a cuál es la mejor leche de continuación? Y en este sentido la resolución de la OCU ha sido muy tajante. La respuesta es: NINGUNA.

Las conclusiones a las que llegó la OCU tras el análisis fueron que, después de la leche materna, es más recomendable continuar prolongando la lactancia con la leche tipo 1 o de inicio hasta los 12 meses y después pasar directamente a la leche de vaca convencional.

La leche de crecimiento no es considerada necesaria ni aporta beneficios respecto a la leche de vaca por lo tanto la recomendación es evitarla. El exceso de aporte calórico, la presencia de azúcares y el alto nivel de vitaminas que no son necesarios para mantener una correcta alimentación.

Y entonces, si no es necesaria la leche de continuación y no aporta beneficios al bebé ¿por qué la encontramos en el mercado?

La respuesta es sencilla. En muchos países (incluido España) está prohibida la publicidad de leches de inicio para fomentar la lactancia materna. Pero esta prohibición no afecta a la leche de continuación ni de crecimiento. Y aquí es donde los fabricantes han encontrado el filón: pueden anunciar la leche de continuación con el mismo nombre que la de inicio pero cambiando únicamente un numerito.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *