Mi bebé no quiere chupete, ¿qué hago?

IMG_20160126_093411

Los bebés nacen con el reflejo de succión. Es un reflejo fundamental para el bebé ya que es el que le va a permitir alimentarse. El chupete puede resultar muy útil para calmar ese reflejo de succión entre toma y toma. Pero si mi bebé no quiere chupete, ¿qué puedo hacer?

¿Cuándo ofrecerle el chupete?

En principio se recomienda no ofrecer el chupete antes del mes de vida del bebé para evitar que interfiera con la lactancia materna.

Hoy en día hay chupetes creados por médicos especialistas en neurologopedia que fomentan el reflejo de succión saludable y no interfieren con la lactancia materna. Su forma exclusiva y su tetina dinámica ayudan a respirar libremente a través de la nariz y tragar saliva; evitan el reflejo de morder el chupete y permiten el desarrollo correcto del habla y del encaje de los maxilares

Igualmente son seguros para el desarrollo del habla y la dentición.

Por lo tanto, hay posibilidad de ofrecer el chupete desde el primer momento siempre que estemos bien asesorados y el chupete elegido sea el adecuado.

mi bebé no quiere chupetemi bebé no quiere chupetemi bebé no quiere chupete

Mi bebé no quiere chupete, ¿qué hago?

Es posible que intentes ofrecer el chupete al bebé y este lo rechace en un primer momento e incluso puede ser que le produzca arcadas.

Nuestra recomendación es que no se intente forzar al bebé a utilizar el chupete. Se le puede ir ofreciendo paulatinamente para que se vaya familiarizando con él e ir viendo si poco a poco lo va aceptando.

Únicamente se trata de un instrumento para calmarle y, en caso de que lo rechace, tenemos otras muchas posibilidades para sosegarle: cogerle en brazos, acunarle, cantarle, mimarle.

Si llora debemos intentar localizar a qué se debe el llanto antes de tratar de calmarlo con el chupete. Puede ser que tenga sueño, hambre, frío o calor. Debemos satisfacer esas necesidades antes que intentar que con el chupete se tranquilice.

Por lo tanto al no ser un elemento imprescindible, si mi bebé no quiere chupete, no debemos frustrarnos. La mejor opción es ofrecérselo paulatinamente y si ni aún así lo quiere tampoco pasa nada, nos está indicando que no lo acepta y por tanto no lo necesita.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *