Cómo son los pañales ecológicos para bebés

pañales de tela

Si hay un producto que sin duda vas a necesitar teniendo un bebé, son los pañales. Sobre todo en los primeros meses de vida donde los cambios de pañal son mucho más frecuentes. Pero frente a los pañales desechables, cada vez más familias se van decantando por la utilización de pañales ecológicos. ¿Sabes cómo son? ¿Qué características tienen? ¿Cuántos tipos hay? Quédate que te lo contamos todo.

Características de los pañales ecológicos

Muchas veces al pensar en pañales ecológicos nos viene a la mente la imagen de nuestras abuelas cuando cambiaban a nuestros padres y lo hacían utilizando gasas o pañales de tela y el engorro que para ellas suponía el tener que cambiarlos continuamente y estar lavando y lavando sin parar.

Por suerte eso ha cambiado mucho y los eco-pañales también han ido innovando tanto en su composición como en su practicidad para que su uso cotidiano no sea un engorro para los padres.

¿Qué diferencia entonces los eco-pañales de los pañales desechables tradicionales? Pues básicamente que están elaborados combinando el confort de los pañales desechables, la practicidad a la hora del cambio de pañal pero con la ventaja de estar elaborados con materiales biodegradables y respetuosos con el medio ambiente, sin aditivos químicos y, por lo tanto,  mucho más respetuosos con la delicada piel del bebé.

Dentro de los eco-pañales tenemos dos tipos:

1. Pañales ecológicos desechables

Son de usar y tirar al igual que los pañales desechables habituales. La diferencia radica en que los eco-pañales desechables están elaborados con un alto porcentaje de materiales naturales, biodegradables y respetuosos con el medio ambiente. Aunque debemos especificar que no hay ningún pañal que sea 100% biodegradable ya que suelen contener derivados del petróleo no degradables. No obstante, existen diferencias entre unos y otros.

pañales ecológicos

Solo como un pequeño apunte os indicamos que un pañal desechable tradicional suele tardar en degradarse unos 500 años mientras que un eco-pañal desechable lo hace en sólo 6. Si a todo esto le sumamos la cantidad de pañales que utiliza un bebé en sus primeros años de vida, la carga para el medio ambiente es considerable.

Una vez que tenemos claro que queremos utilizar pañales ecológicos desechables hay una serie de criterios en los que debemos fijarnos para elegir el mejor pañal ecológico desechable para nuestro bebé:

Impacto medioambiental: trataremos de elegir aquellos pañales ecológicos que estén realizados con materiales naturales, que la mayor parte de sus materiales sean biodegradables y respetuosos con el medio ambiente. Si el grado de concienciación con el medio ambiente es total, deberíamos fijarnos también en que para su fabricación se hayan utilizado recursos naturales y energías renovables, aspecto que casi ninguno de los pañales ecológicos desechables que encontramos hoy en día en el mercado cumple.

Efectos sobre la salud del bebé: debe tratarse de un pañal lo más respetuoso posible con la piel de nuestro bebé. Que no utilice sustancias nocivas o tóxicas para el bebé (libre de perfumes, lociones, cremas, sin ftalatos, ni bisfenol A, libre de TBT, PVC, Sin formaldehido, y que no esté elaborado con tintes ni colorantes que lleven metales pesados en su composición). Sería recomendable que el fabricante incluyese algún tipo de certificación en la que se garantice que no se utilizan sustancias peligrosas.

Absorción: el pañal debe tener un grado de absorción adecuado. A todos los niños no les funcionan igual los mismos pañales y es posible que tengas que probar con diferentes marcas hasta que des con la que se mejor se pueda ajustar a las necesidades de tu bebé.

Confort y ajuste: debe ser un pañal que al bebé le permita tener libertad de movimientos pero a la vez que no provoque fugas. Lo ideal es que sea ajustable para que podamos regularlo al cuerpo del bebé y no produzca rozaduras.

2. Pañales ecológicos de tela.

Son los que más nos pueden recordar a los que utilizaban nuestras abuelas pero os garantizamos que los actuales han evolucionado muchísimo y nada tienen que ver con la idea que podemos tener de ellos.

Los pañales de tela se caracterizan porque, como su propio nombre indica, están realizados de tela y son lavables y reutilizables.

Hay diferentes tipo de pañales de tela. Por un lado tenemos los “Todo en uno” que nos sirven desde el nacimiento del bebé hasta que éste deje el pañal. Se caracterizan por tener unos corchetes en los laterales que nos van a ir permitiendo ajustar el pañal según vaya creciendo el bebé.

Y otro tipo de pañal de tela son los “rellenables” que disponen de un absorbente interior que se va empapando del pipí del bebé y es el que iríamos cambiando y lavando una vez estuviese lleno.

pañales ecológicos

En cualquier caso, todos ellos se caracterizan por estar realizados con telas fundamentalmente de algodón y los absorbentes que se utilizan son totalmente naturales siendo los más utilizados el bambú y el cáñamo.

Si eres un poco manitas y te ilusiona preparar la llegada de tu bebé, puedes confeccionar tus propios pañales de tela siguiendo algunos de los muchos tutoriales que existen.

Las ventajas de utilizar pañales ecológicos

Mucho mas económicos. A la larga un pañal de tela te va a durar para todo el periodo en que el bebé lleve pañal. Incluso lo puede seguir utilizando un hermanito menor. Al inicio deberás hacerte con una buena cantidad de ellos para tener siempre disponible para lavar y cambiar al bebé y puede parecer un gran desembolso pero a largo plazo el hecho de solo tener que lavarlos te va a resultar mucho más económico.

Contaminan mucho menos. En el caso de los pañales de tela solo desechamos la parte del absorbente y en los de tela todo en uno solo basta con lavarlos en la lavadora. Los eco-pañales desechables, como hemos visto antes, si nos aseguramos que su composición está realizada fundamentalmente con materiales naturales biodegradables, tardarían en degradarse unos 6 años frente a los 500 de un pañal desechable convencional.

Mas respetuosos con la piel del bebé. Los pañales desechables tradicionales suelen estar realizados con plásticos y componentes derivados del petróleo que pueden irritar la delicada piel del bebé. En este sentido los pañales de tela al estar elaborados con algodón y bambú son mucho más respetuosos. Se estima que con la utilización de pañales ecológicos, se reduce en un 80% la probabilidad de que el bebé sufra rozaduras y escoceduras en la piel.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *