Baby Led Weaning: qué es, cómo empezar y alimentos aptos

Tarde o temprano nuestros pequeños tendrán que cambiar sus alimentos líquidos o triturados por alimentos sólidos. El Baby Led Weaning (BLW) es un método que tiene como fin incluir alimentos sólidos en la dieta del bebé antes que de costumbre. Los beneficios de que nuestros pequeños experimenten con la comida sólida son muchos, por supuesto, todo depende de qué alimentos se les proporcione. Uno de los más destacados es el aprendizaje propio que experimentará el recién nacido al conocer nuevas texturas y consistencias, comenzando a distinguir los sabores de cada alimento y —muy importante— previniendo el rechazo que les puede ocasionar dicho alimento en los casos en los que no se aplica este método.

En este artículo vamos a explicarte claramente qué es Baby Led Weaning, cómo empezar BLW y qué alimentos sólidos podemos proporcionarles a nuestros pequeños sin que ello suponga un riesgo para su salud de atragantamiento o alergias. ¡Sigue leyendo para más información!

Qué es el método Baby Led Weaning y sus beneficios

Como explicábamos en la introducción, el método Baby Led Weaning consiste en la incorporación gradual de alimentos sólidos en la dieta de los bebés. Este método persigue enseñar a los recién nacidos a alimentarse por si solos en lugar de ser alimentados con purés u otras comidas por los adultos. Como imaginarás, se trata de una práctica que es controlada por los adultos —es decir, que se realiza siempre mediante la observación y supervisión para evitar sustos—. Ahora bien, durante el proceso, es el bebé el que debe introducirse él solo las piezas de alimento a la boca, sin ayuda de los adultos. De esta forma, tendrá la posibilidad de aprender a comer por su cuenta sin la necesidad de ingerir papillas o purés. Por supuesto, los alimentos sólidos deben respetar su dieta y ser aptos para el consumo de un bebé, además, deben estar preparados según sus necesidades y para facilitar la ingesta.

Tal como reflejan muchos de los estudios, la alimentación BLW aporta una gran cantidad de beneficios al recién nacido, como la posibilidad de que aprendan a comer por su cuenta y la prevención del rechazo hacia algunos alimentos cuando crezcan, pero también la regulación de la sensación del hambre. La alimentación BLW es de gran utilidad para que el bebé aprenda a controlar la saciedad, evitando ingestas excesivas —como suele suceder con los purés—. Otra de las ventajas de la alimentación BLW es la de favorecer la socialización. Y es que los recién nacidos podrán comer en la mesa junto a los adultos.

Cómo empezar con el método BLW

La presentación de alimentos BLW a un bebé es un proceso gradual que debe llevarse a cabo a partir de un determinado tiempo. El Babyled Weaning pretende que los bebés se vayan acostumbrando a la comida sólida de manera progresiva debido a su gran cantidad de beneficios, como hemos visto. Lo importante a la hora de responder a BLW por dónde empezar es que el bebé tenga más de 6 meses antes de proporcionarle alimentos sólidos. La razón de ello se debe a que hasta esta fecha no han desarrollado adecuadamente su sistema digestivo, neurológico, renal e inmunitario, lo que se traduciría en una posible reacción alérgica a algún alimento, así como problemas para ingerir la comida. Es por eso que hasta los 6 meses el bebé debe alimentarse únicamente de leche materna. A partir del 7 mes el bebé deberá incluir en su dieta otra alimentación para evitar tener carencias alimenticias, aunque ¡Ojo! Esto no significa suprimir la leche materna, el bebé debe alimentarse con ella hasta los 12 meses y esta debe ser su alimento principal.

Por lo tanto, la presentación de alimentos BLW se realizará a partir del 6 mes o del 7, pero no más tarde. En el caso de los bebés prematuros o bebés con condiciones especiales, lo más adecuado es consultar con el pediatra. Estas son otras de las recomendaciones que debes tener en cuenta al responder a cómo empezar BLW:

  • No proporcionarles alimentos nuevos de golpe: Lo recomendado es dejar de 3 a 5 días entre un alimento y otro para que se vayan familiarizando con él.
  • No introducir alimentos potencialmente alérgenos: Se debe evitar alimentos con gluten, frutos secos, huevo y las fresas.
  • Cocina al vapor: Como es el caso de las verduras para BLW y de otros alimentos, con el fin de que conserven todas sus propiedades.
  • No debe haber distracciones: En el momento de la comida, los bebés no deben tener distracciones como juguetes o la televisión encendida.
  • Corta la comida en pedazos: De esta forma podrás facilitarle el agarre de los alimentos. Lo recomendado es que cortes la comida en trozos o tiras.
  • La postura: Cuando vayan a comer, evita que estén recostados o tumbados para evitar atragantamientos.
  • No forzar la inducción de alimentos: El bebé debe experimentar por su cuenta. Si forzamos la ingesta de los alimentos podemos provocar atragantamientos. El recién nacido sabe cuándo y cuántos alimentos comer.

Alimentos para BLW. ¿Qué darle a tu bebé?

Aunque ya hemos aclarado cómo empezar BLW —o cómo empezar con el método BLW—, nos falta algo fundamental. Y esto es conocer cuáles son los alimentos para BLW aptos para recién nacidos. A continuación, te proponemos un listado de varios de ellos:

  • Mandarina Baby Led Weaning: La mandarina Baby Led Weaning puede proporcionarse al bebé. Ahora bien, hay que tener cierta precaución con ella. Lo recomendado es que sea lo suficientemente grande para que pueda agarrarla con la mano. Puedes partirla a la mitad para que sea el bebé quien separe los gajos, o dejarla con los cortes preparados para facilitarle el proceso. No le entregues los gajos por separado para evitar que se atragante con ellos.
  • Calabaza Baby Led Weaning: Es uno de los alimentos más recomendados por su gran cantidad de beneficios. Esta puede proporcionarse asada o hervida, de manera que se quede mucho más blanda. Asegúrate de cortarla en barritas o tiras.
  • Zanahoria cocida o asada: Asegúrate de que esta se quede blanda y pártela en trozos lo suficientemente grandes para que puedan ser agarrados por el bebé sin dificultad.
  • Patata: Hiérvela y córtala como si fueran patatas fritas.
  • Brócoli cocido: No te excedas en el momento de hervirlo para que no se deshaga en las manos.
  • Otros alimentos: Plátano, macarrones cocidos, boniato, arroz sin sal, judías verdes cocidas, pepino en tiras o palo —sin piel, ni semillas y blandos—, melón en tiras, caqui pelado…

Algunos alimentos a evitar son los guisantesBaby Led Weaning. A pesar de que cuenten con muchas propiedades, estos pueden provocar el atragantamiento del recién nacido. Evita, así mismo, las cerezas, las uvas, los tomates Cherry y el maíz, y también los alimentos potencialmente alérgenos, como el gluten, las fresas, frutos secos y huevo. Otra de las cosas que debes evitar son las verduras BLW crudas, como las zanahorias o el apio. Tampoco le des manzanas crudas, patatas en bolsa, galletas de arroz, caramelos o cualquier otro alimento duro que no puedan aplastar con la lengua y el paladar.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *