¿ Cómo estimular a un bebé de 1 a 3 meses ?

padre-primerizo

Ahora que tu bebé ya ha nacido, comienza a desarrollar todos sus sentidos. Desde el mismo momento que nace ya está percibiendo el olor de sus padres, el tacto del piel con piel, etc. Pero aún le queda camino por recorrer en esta adaptación al mundo y es fundamental que se lo facilitemos fortaleciendo sus funciones cognitivas y motrices, dándole mucho amor y mimos y estimulando sus sentidos.  Si quieres saber cómo estimular a un bebé durante sus primeros tres meses te lo contamos con una serie de ideas sencillas y prácticas.

Cómo estimular a un bebé de 1 mes

El bebé nace con una serie de movimientos innatos que son los denominados reflejos. Son movimientos involuntarios que poco a poco irán desapareciendo para ir dando lugar a los movimientos voluntarios.

Por lo tanto en esta primera etapa, la estimulación estará centrada en desarrollar sus sentidos para que poco a poco vaya teniendo un mayor control de su desarrollo motor y sensorial .

El bebé aún no tiene mucha capacidad para interactuar pero eso no quiere decir que no esté interesado por todo lo que ocurre a su alrededor e ir descubriendo poco a poco cosas nuevas. Este acompañamiento que haremos con él le proporcionará seguridad y autoestima.

Cómo estimular a un bebé de un mes:

1. El contacto físico es esencial para el recién nacido. Cógelo en brazos, acarícialo, bésalo todo lo que puedas y cuanto más, mejor. Siempre habrá a tu alrededor quien te diga que lo estás mal acostumbrando a los brazos. En realidad el bebé ha estado 9 meses en el interior de la madre, en contacto continuo con ella y al nacer es lo que necesita, mantener ese contacto que le da seguridad. Si además lo hacemos piel con piel, mucho mejor.

2. La lactancia materna también ayuda a  fomentar ese contacto con el bebé. Además favorece el desarrollo del olfato. Antes de amamantarlo puedes acercar el pecho a su boca y el olor del alimento que tanto le gusta le despertará el olfato y además aumentará su deseo de comer. Si lo alimentas con lactancia artificial, puedes colocarle unas gotitas de leche cerca de la nariz para desarrollar su olfato.

3. Háblale mientras come, llámale por su nombre, cántale o coloca objetos con sonido cerca suyo para que pueda ubicar de dónde procede el sonido. Así estarás estimulando su audición.

4. En la cuna puedes colocar un móvil con luces tenues y sonidos agradables para que le permita localizar las luces y los sonidos o peluches musicales.

cómo estimular a un bebé cómo estimular a un bebé

5. A nivel motor puedes ayudarle a fortalecer sus músculos de brazos y piernas con suaves ejercicios. Puedes aprovechar el momento del masaje después del baño, cuando el bebé está más relajado y encoger y estirar suavemente sus piernas y brazos o hacer la bicicleta con sus piernas.

Cómo estimular a un bebé de 2 meses

Con dos meses, el bebé ya va dejando de ser un recién nacido y cada vez va aprendiendo como acaparar más atención de las personas que le rodean.

Poco a poco, cada vez va a permanecer más tiempo despierto y sus sentidos van estando más coordinados y desarrollados.

No obstante cada bebé tiene su propio ritmo madurativo. No obligues a tu bebé a realizar ejercicios para los que quizá no está preparado y tampoco te alarmes si ves que alguno de ellos no puede realizarlos o no presta atención. Lo ideal es realizar una estimulación tranquila, serena, rodeada de caricias, mimos y en un ambiente de relajación y siempre que el bebé esté predispuesto a ello.

Los ejercicios serán muy similares a los del bebé de 1 mes, de hecho los continuaremos realizando, pero ya podremos ir incorporando un poquito más de dificultad.

1. Seguiremos fortaleciendo sus músculos, por ejemplo acostándolo boca a bajo y fomentando que poco a poco vaya levantando la cabecita. Esto le irá fortaleciendo los músculos de la espalda para cuando posteriormente pase a mantenerse sentado.

2. Le dejaremos objetos y juguetes seguros para que los agarre, toque, chupe, etc. Si se le cae, intentaremos ayudarle para que lo coja.

3. Léele cuentos pequeños, con grandes dibujos, colores y sonidos que llamen su atención. Poco a poco le estamos familiarizando con el lenguaje.

4. A esta edad es posible que emita algunos sonidos (gu, ga). Háblale mucho y repite los sonidos que pronuncie. Esto le estimulará para cada vez ir lanzándose a pronunciar nuevos sonidos que posteriormente serán fundamentales para la adquisición del lenguaje.

5. Estimular los reflejos del bebé: pasar tu dedo por la planta del pie para que lo estire y cerca de los dedos para que lo encoja, coloca tu dedo sobre la palma de la mano del bebé para que lo agarre y colócale leche o tus dedos limpios en la comisura de los labios para que intente chuparlos.

6. A nivel táctil resulta muy útil dejarles tocar materiales con diferentes texturas y temperaturas (siempre seguras para el bebé) para que pueda ir reconociendo diferentes materiales (esponja, peluche, espejo, objetos rugosos). En esta edad están muy recomendados los gimnasios de actividades.

Cómo estimular a un bebé de 3 meses

Con tres meses el bebé ya tiene más definidos sus sentidos, puede ver y escuchar mejor.

Además de todos los ejercicios anteriores, podemos incluir algunos más:

1. Su cabeza y los músculos de su cuello cada vez van a ir teniendo más fuerza y será capaz de mantenerla levantada unos segundos si lo colocamos boca abajo. Mantenlo boca abajo de vez en cuando para que vaya teniendo cada vez más control sobre su cabeza y los músculos vayan tomando fuerza.

2 Anímale a que intente alcanzar objetos cercanos.

3. A la vez que realizas un pequeño masaje, ve mostrándole las diferentes partes de su cuerpo (estas son tus manos, tu cara, tu nariz, tu cabeza, etc) y deja que él acaricie las tuyas.

4. Juega al “cu-cu tras”. Tápate la cara con un pañuelo por un breve periodo de tiempo y luego destápala sonriéndole. Repite la actividad pero tapando la cara del niño.

5. Háblale especificando quiénes son las personas que componen la familia “yo soy mamá”, “Él es papá” y “tú eres el bebé”

6. Ya será capaz de seguir objetos con la vista. Colócale un espejo delante y muévelo hacia un lado y hacia otro para que vaya siguiendo su imagen.

7. Aprovecha el momento del baño para jugar con juguetes de colores llamativos que le diviertan y con el agua que les suele encantar.

En general se trata de acompañar a los pequeños en su proceso de crecimiento, respetando su ritmo de aprendizaje y proporcionando muchos mimos, ternura y amor.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *