La alimentación de un bebé durante sus primeros meses

Para el correcto crecimiento y desarrollo de tu bebé es fundamental proporcionarle una dieta adecuada a sus necesidades. La Organización Mundial de la Salud recomienda lactancia materna exclusiva al menos hasta los 6 meses de edad. Pero a medida que el bebé va creciendo, necesitará nuevos nutrientes y aportes nutricionales que le proporcionará la alimentación complementaria. La correcta alimentación de un bebé va a jugar un papel decisivo en su desarrollo.

Qué come un bebé en sus primeras etapas

Nada más nacer, se recomienda que la alimentación de un bebé se realice exclusivamente con lactancia materna.

La OMS recomienda que la lactancia materna exclusiva se proporcione al bebé al menos hasta los 6 meses y que se prolongue complementada con otros alimentos hasta los dos años o hasta que el bebé quiera.

Es mucha la insistencia de los profesionales de la salud en promover la lactancia materna y, no es para menos. La leche materna contiene todos los nutrientes que el bebé necesita en cada momento. Si además, tenemos en cuenta que la leche materna se va adaptando a las necesidades de nuestro bebé (cambia su composición cuando éste está enfermo, por ejemplo), podemos garantizar que en ella tenemos el alimento más completo que le podemos ofrecer a nuestro bebé.

Se recomienda iniciar la lactancia materna nada más nacer el bebé. Si en sus primeros minutos de vida, ya colocamos al bebé al pecho, esto favorecerá un buen enganche y succión y a la vez estará estimulando la segregación de hormonas encargadas de la producción y secreción de leche. Cuanto más tiempo permanezca el bebé al pecho, más producción de leche tendrá la madre.

Es conveniente que la lactancia materna se ofrezca al bebé a demanda. Esto quiere decir que siempre que lo necesite o notemos cualquier indicio que nos lleve a pensar que tiene hambre, debemos ofrecerle el pecho.

lactancia-materna-8

La alimentación de un bebé a través de lactancia materna no debe seguir unas pautas rígidas en cuanto a horarios. Debemos amoldarnos a las necesidades del bebé. Habrá bebés muy dormilones que espacien más sus tomas y habrá otros bebés que necesiten continuamente estar al pecho. Debemos tener en cuenta también que la lactancia materna no solo cumple una función alimenticia, también proporciona seguridad, calma, sosiego al bebé y se crea un vínculo muy especial con la madre.  Es por ello que es tan necesaria y que en los primeros meses puede ser que la demanda sea continua.

Poco a poco y a medida que el bebé va creciendo irá regulando sus tomas que ya serán cada vez más espaciadas. Pero debemos hacer constar que el ritmo lo debe marcar el bebé ya que ellos saben perfectamente regular sus necesidades.

Aunque lo recomendado y más beneficioso para el bebé es la lactancia materna, hay casos en los que, por diversas razones, ésta no se puede proporcionar al bebé. O una vez iniciada la lactancia materna no es posible continuarla. O bien es decisión familiar no proporcionar lactancia materna.

En cualquier caso, la alimentación de un bebé debe ser decidida por los padres y respetada por todos. Hay casos en los que la frustración por conseguir una lactancia materna satisfactoria es tan grande tanto para la madre como para el bebé que puede ser preferible la alimentación con leche de fórmula o la lactancia mixta (lactancia materna + lactancia artificial).

En el caso de alimentación de un bebé se realice con lactancia artificial o leche de fórmula, se deben seguir las mismas pautas que con la lactancia materna. Debemos ofrecerla siempre a demanda y en el momento que notemos el menor signo de que el bebé tiene hambre (hace sonidos, se lleva los puños a la boca, etc.).

Alimentación bebé 1 y 2 meses

Para los primeros meses de vida la leche artificial utilizada es la de iniciación o Tipo 1. El pediatra os puede recomendar la que considere más adecuada para el bebé o la que se ajuste más a sus necesidades. Debemos tener en cuenta que hay niños con alergias, intolerancias, cólicos, para los que unas leches funcionan mejor que otras. En muchos casos es cuestión de ir probando y siguiendo las recomendaciones del pediatra hasta dar con la más adecuada para nuestro bebé.

Alimentación bebé 3, 4 y 5 meses

La leche de iniciación la utilizaremos desde el nacimiento hasta aproximadamente los 4 – 6 primeros meses de vida del bebé.

La preparación del biberón con leche de fórmula se hace siguiendo las indicaciones del envase. Por cada 30 ml de agua (preferiblemente mineral) añadiremos un cacito raso de leche de fórmula (utilizar el cacito que se incluye en el envase ya que es el apropiado para la medida adecuada).

alimentación de un bebé

Alimentación bebé 6 meses y más

A partir de los 6 meses de vida se utilizarán las leches de continuación o Tipo 2.

Igualmente, a partir de los 4-6 meses de edad se irá introduciendo la alimentación complementaria.

La alimentación de un bebé también puede ser por medio de  lactancia mixta. Intercalando unas tomas de leche materna con otras tomas de leche artificial.

Productos para la alimentación de un bebé

Ya hemos visto que la alimentación de un bebé puede ser a través de lactancia materna, lactancia artificial o lactancia mixta.

Son formas diferentes de alimentar al bebé y por ello vamos a necesitar productos diferentes en función de si optamos por un tipo de lactancia u otro.

Si realizamos la alimentación de un bebé con lactancia materna necesitaremos:

Discos de lactancia: para absorber las posibles pérdidas de leche que se pueden producir y evitar así manchar la ropa.

Sacaleches: en caso de que nos tengamos que incorporar al trabajo o tengamos que ausentarnos y sea otra persona quien alimente a nuestro bebé, podemos extraernos previamente la leche materna y congelarla para posteriormente ofrecérsela al bebé.

sacaleches

Bolsas de congelación para leche materna. Para congelar y almacenar la lecha que nos hayamos extraído.

Biberón: lo necesitaremos para alimentar al bebé con la lecha materna previamente extraída y congelada. Es preferible en los primeros meses de vida del bebé que el biberón sea anticólicos, así podremos evitar, o al menos reducir, los tan temidos y molestos cólicos en los bebés.

1442573513-canpol-babies-biberon-haberman-002

Si realizamos la alimentación de un bebé con lactancia artificial necesitaremos:

Biberón.

Dosificadores de leche en caso de que estemos fuera y tengamos que preparar el biberón, podremos llevar medida la cantidad de leche de fórmula que el bebé necesita para cada biberón.

Leche de fórmula. Hasta los 4-6 meses será la leche de inicio o tipo 1 y posteriormente será la de continuación o Tipo 2.

Agua: preferiblemente mineral.

Si realizamos la alimentación de un bebé con lactancia mixta necesitaremos:

Discos de lactancia.

Sacaleches.

Bolsas de congelación para leche materna.

Biberón.

Dosificadores de leche.

Leche de fórmula.

Agua: preferiblemente mineral.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *