Cuáles son las etapas del embarazo semana a semana

Desde el momento que conocemos la noticia del embarazo, la ilusión y alegría inunda nuestra vida en un primer momento. Pero poco después comienzan a surgir las dudas, y más aún si es el primer embarazo. Por eso queremos contarte como es, en rasgos generales, el embarazo semana a semana.

Los ginecólogos y obstetras contabilizan el tiempo de embarazo mediante semanas y no por meses. El embarazo tiene una duración de 40 semanas que se dividen en tres trimestres.

Para calcular el tiempo de embarazo tal y como lo calcula tu ginecólogo, debes guiarte  por la edad gestacional, es decir, se comienza a contar desde el primer día de tu último período menstrual o fecha de la última menstruación (FUM). Con lo cual, las semanas de embarazo comienzan a contarse dos semanas antes de que realmente se haya producido la concepción. Si comenzamos a contar el embarazo desde el momento de la concepción, la duración del mismo sería de 38 semanas pero habitualmente no se realiza así el cálculo ya que los datos que proporciona son menos fiables.

El hecho de controlar el embarazo semana a semana permite tener unos datos más objetivos y precisos del mismo así como conocer las pruebas diagnósticas que te realizarán en cada una de ellas.

Cambios durante los primeros meses de gestación

Embarazo semana a semana. Semana 1.

En realidad en esta semana aún no estás embarazada. La primera semana comienza a contarse desde el primer día del último período menstrual, por lo tanto en lo que se cuenta como primera semana de embarazo estarás con la menstruación.

Tendrás el sangrado vaginal habitual que produce la menstruación al no tener aún el óvulo fecundado.

Es importante que si ya tienes previsto quedarte embarazada o estás planificando tu embarazo, consultes con tu médico la posibilidad de tomar ácido fólico y suplementos vitamínicos (yodo y vitamina B12).  El ácido fólico es un suplemento fundamental para el desarrollo embrionario y reduce la posibilidad de que el bebé sufra defectos en el tubo neural.

También es recomendable que repases tu calendario vacunal antes de quedarte embarazada ya que deberás estar vacunada de varicela y rubeola. Si no estás vacunada, es recomendable que lo hagas antes de quedarte embarazada.

Fundamental también para la salud de tu bebé y para la tuya propia es que evites el alcohol y el tabaco. Debes mantener igualmente unos hábitos alimenticios saludables, comer variado y equilibrado. Si antes de tener previsto tu embarazo no seguías estas recomendaciones, es un buen momento para comenzar a hacerlo.

Embarazo semana a semana. Semana 2.

En esta semana es cuando tu cuerpo se prepara para la ovulación que, dependiendo de cada mujer, ocurrirá entre esta semana y la siguiente.

Este es el momento en el que el óvulo liberado puede ser fecundado por un espermatozoide. Existen diferentes métodos para conocer cuáles son los días más fértiles en la mujer, que son aquellos días en los que tienes mayores probabilidades de quedar embarazada. Habitualmente y si tu ciclo menstrual es regular (unos 28 o 30 días), los días más fértiles suelen ser 14 o 15 días después del primer día de menstruación.

Embarazo semana a semana. Semana 3.

En este momento es cuando se produce la fecundación.

Desde el mismo momento que se produce la fecundación, tu bebé ya tiene un sexo establecido que viene determinado por el tipo de espermatozoide que fecunde al óvulo: si es cromosoma X será una niña y si es cromosoma Y será un niño.

El óvulo fecundado bajará por la Trompa de Falopio y se instalará en el útero unos 3 o 4 días después de la fecundación, lo que se denomina implantación que suele producirse alrededor de la Semana 4 de Embarazo.

En algunas mujeres se puede dar una pequeña hemorragia que coincide con el momento de la implantación del óvulo en el útero y puede confundirse con una menstruación.

Aunque aún es muy pronto, hay algunas mujeres que en la semana 4 de embarazo ya pueden notar algunos de sus síntomas. Los más frecuentes en esta etapa son mareos, dolor pélvico, tensión mamaria, cansancio.

Ten en cuenta que en esta semana 4 es cuando te tendría que venir la menstruación; por lo tanto, la ausencia de la misma ya te puede ir confirmando tus sospechas de embarazo. Si en este momento realizases un test de embarazo, en la mayoría de los casos saldría positivo si estás embarazada aunque hay mujeres con menstruaciones muy irregulares que puede salirle negativo aún estándolo.

Embarazo semana a semana. Semana 5.

En esta semana, el embrión mide 1,25 mm de longitud y su esqueleto se está comenzando a formar. Así como sus músculos, sistema nervioso, corazón, etc. Aunque por el diminuto tamaño del mismo, aún es imposible percibir todos estos cambios con ningún método diagnóstico.

En esta semana y la siguiente, es muy probable que la madre ya sepa con certeza que está embarazada, excepto aquellas mujeres con menstruaciones muy irregulares. Los primeros síntomas del embarazo cada vez van siendo más evidentes como las naúseas o vómitos, cansancio, ganas continuas de orinar, aumento del tamaño de los pechos, etc.

Para confirmar tus sospechas de embarazo basta con que acudas a la farmacia y compres un test de embarazo. Deberás recoger la orina en un bote e introducir el palito del test de embarazo. Si aparecen dos rayas rojas significa que estás embarazada. Si solo aparece una raya roja no estás embarazada. Y si una raya es muy roja y la otra es muy leve quiere decir que el embarazo es muy reciente.Si un test de embarazo te sale negativo, no te desanimes, espera una semana más que puede que aún sea pronto para que se detecte y a la semana repite el test.

También puedes acudir a tu médico y solicitar una analítica para confirmar el embarazo.

Embarazo semana a semana. Semana 6.

En esta semana ya se pueden escuchar los latidos del corazón del bebé en la ecografía. No te asustes cuando los escuches, es como si fuese un galopar de una manada de caballos.

El bebé mide entre 2 y 4 mm. Como hemos comentado, el corazón ya se le escucha perfectamente y está latiendo. Su tubo neural (que posteriormente dará lugar a la médula espinal y al cerebro) ya se está cerrando.

En esta semana, además de los síntomas habituales que te hemos comentado anteriormente es posible que empieces a notar los molestos ardores que afectan a muchas embarazadas. Y es que tu cuerpo se está preparando para crear una nueva vida y ello implica muchos cambios, algunos perceptibles y otros no, como las transformaciones óseas y de diferentes órganos que tu cuerpo sufrirá para albergar a un bebé en su interior.

Si es tu primer bebé, aún no habrás experimentado aumento de peso, es posible incluso que hayas perdido peso por el efecto de las náuseas. Si ya has estado embarazada anteriormente sí es posible que notes mayor hinchazón en tu abdomen y muslos, incluso que tu ropa habitual no te vale.

Embarazo semana a semana. Semanas 7 y 8.

Esta semana es muy importante para el crecimiento del bebé. Al finalizar esta semana, medirá alrededor de 1,2 centrímetros. Con lo cual habrá duplicado su tamaño de la semana anterior.

Y ya se pueden observar cambios muy significativos en la formación de su cuerpo: aparecen dos pequeñas protuberancias superiores e inferiores que posteriormente darán lugar a sus brazos y sus piernas. El corazón ya aparece dividido en dos cámaras: la izquierda y la derecha. Su cerebro se ha dividido en dos hemisferios y continúa creciendo. Y comienzan a aparecer las fosas nasales, las órbitas de los ojos y los intestinos.

La madre presentará los síntomas ya descritos y además puede tener mayor sensibilidad debido al efecto de las hormonas y estreñimiento.

En esta semana es probable que tengas la primera visita a tu matrona o ginecólogo. En ella te pesarán, tomarán la tensión y te abrirán tu historia clínica que te acompañará durante todo el embarazo. Te pedirán analíticas tanto de sangre como de orina. Te darán unas indicaciones sobre alimentación y alimentos que debes evitar y te realizarán las pruebas para ver si has pasado la toxoplasmosis. En caso de que no la hayas pasado, te darán unas recomendaciones a seguir entre las que se encuentran: comer la carne cocinada a alta temperatura, lavar bien frutas y verduras, no mantener un contacto directo con las heces de gato, lavarse bien las manos antes de manipular cualquier alimento.

El bebé sigue creciendo a un ritmo espectacular y ya su apariencia cada vez va siendo más similar a un bebé. Es característico de la semana 8 de gestación que el bebé ya tiene pestañas y empieza a formarse la nariz. Su corazón continúa latiendo muy rápido, unas 140 – 150 pulsaciones por minuto lo que es aproximadamente el doble que un adulto. Su tamaño en esta semana 8 suele estar alrededor de los dos centímetros.

embarazo semana a semana

A la hora de viajar, tanto para tu seguridad como la de tu bebé, te recomendamos la utilización del adaptador de cinturón de seguridad para embarazadas.  El cinturón de seguridad es obligatorio usarlo también durante el embarazo y hay dispositivos recomendados por la DGT que evitan que puedas dañar al bebé.

Embarazo semana a semana. Semana 9.

En esta semana la mamá ya empieza a notar la tripita aunque el embrión apenas mide 3 cm y tenga el tamaño de una aceituna.

En esta semana se aprecian sus manos con sus dedos y sus piernas se estiran hasta dar paso a los pies donde también se aprecian sus dedos. La cabeza sigue siendo proporcionalmente mucho más grande que el resto del cuerpo pero poco a poco va siendo más redondeada y su cara cada vez tendrá un aspecto más parecido al nuestro.

Es posible que notes dolor pélvico y leves contracciones ya que el útero sigue creciendo. Notarás un ensanchamiento en tu cintura y caderas.

En la Seguridad Social las analíticas te las realizarán una por trimestres, es decir, en tres ocasiones. En los centros privados suelen optar por hacer un control cada mes o mes y medio aproximadamente. En la semana 9 se recomienda la realización del estudio de hormonas tiroideas para determinar si la gestante puede sufrir hipo o hipertiroidismo.

Entre las semanas 9 y 11 de gestación se realiza el denominado screening o cribado para detectar alteraciones cromosómicas y en el que mediante la combinación de marcadores bioquímicos, la edad de la madre y la medida de la translucencia nucal nos dará el riesgo de tener alteraciones en los cromosomas, pero no es un diagnóstico de enfermedad.

Embarazo semana a semana. Semana 10.

Todos los órganos del embrión ya están formados aunque aún no funcionan con autonomía. El peso del embrión en esta semana ronda los 5 gramos.

Entre los cambios más significativos que sufre la madre está el aumento en el pecho, aunque no se suele experimentar un gran aumento de peso aún en esta semana (unos 2 kilos aproximadamente). Lo que también suele ser significativo es el vaivén emocional causado por las hormonas.

Embarazo semana a semana. Semana 11.

El que hasta este momento era un embrión, ahora pasa a ser un feto tras haber completado su primera fase del desarrollo. El bebé alcanza los 4 – 6 centímetros y pesa unos 8 gramos aproximadamente.

En este momento la ecografía puede darnos mucha información sobre nuestro bebé: si existe alguna malformación, si falta alguna extremidad incluso ya se puede conocer el sexo.

Para la mamá notará un periodo de más calma ya que desaparecerán las náuseas y vómitos, los mareos y en general se comienza una etapa en la que se puede disfrutar del embarazo sin tantas molestias. Las uñas y el pelo pueden aparecer más frágiles o más fuertes, esto dependerá de los cambios hormonales que está sufriendo tu cuerpo. El olfato se intensifica y habrá olores que lleguen a molestarte mucho cuando antes no lo hacían. También el gusto puede verse afectado e incluso tener un cierto sabor metálico en la boca.

La influencia de la progesterona en nuestra dentadura hará que las encías estén más sensibles y debilitadas por lo que es fundamental una buena higiene bucal durante el embarazo y la visita frecuente al dentista.

Embarazo semana a semana. Semana 12.

Esta semana determina el final del primer trimestre del embarazo.

Ahora el feto mide 5 – 6 cm y pesa entre 8 y 14 gramos. Todos sus órganos están totalmente formados y comienzan a funcionar poco a poco. Su cabeza se muestra más redondeada y separada del cuerpo apareciendo la mandíbula, las uñas le crecen y aparecen los primeros rastros de pelo en su cuerpo. En esta semana el bebé ya realiza muchos movimientos aunque tú aún no los notes: estira y encoge brazos y piernas, abre y cierra la boca, estira el cuello, etc.

En esta semana se realiza la primera ecografía de las tres que se hacen por la Seguridad Social (una por cada trimestre). Es un momento muy emocionante para los padres ya que verán por primera vez a su bebé, sus movimientos, y podrán escuchar el latido de su corazón. En esta ecografía se mide el pliegue nucal, que es un marcador de posibles alteraciones genéticas como el Síndrome de Down o de Turner. Si la medida es superior a 3 mm, puede existir mayor riesgo de tener Síndrome de Down y es posible que el médico recomiende la realización de una prueba más específica (como la amniocentesis) para descartar o confirmar el diagnóstico.

Y en esta semana es posible que aparezcan los antojos. Es posible que nos apetezcan ciertos alimentos porque nuestro cuerpo los necesita. O bien porque alivien el malestar y las náuseas como las bebidas frías, helados y refrescos. Aunque los antojos por excelencia suelen estar relacionados con los alimentos dulces (chocolate)

Embarazo semana a semana. Semana 13.

¡Bienvenida al segundo trimestre de tu embarazo!

Los principales órganos del bebé ya están formados y experimenta un gran crecimiento, pesa entre 13 y 20 gramos y mide entre 6,5 y 8 cm. A partir de ahora y hasta la semana 25 su crecimiento va a ser muy rápido gracias a que todos sus órganos ya están formados.

La cara del feto poco a poco se va conformando hasta parecerse cada vez más a la nuestra: los ojos se van uniendo hacia el centro de la cara, las orejas ya no están tan bajas y se sitúan poco debajo de la altura de los ojos.

La mamá poco a poco va cogiendo peso y ya se nota la tripita. Los pechos también van creciendo y se puede observar una modificación en el color de las areolas que aparecen más oscuras y más grandes. Hay mujeres que comienzan a tener secreción de una leche amarillenta que es el calostro. También puede comenzar a observarse una línea con pigmentación más oscura en el centro de la tripa, la denominada línea alba.

A partir de esta semana ya podrás vacunarte del virus de la gripe. Previamente no se recomienda por ser un periodo de formación de los órganos del bebé. Debes saber que está recomendada la vacunación de mujeres embarazadas que se encuentren en el segundo y tercer trimestre de embarazo.

Embarazo semana a semana. Semana 14.

La apariencia de nuestro bebé ya es totalmente humana. Sus rasgos faciales ya están definidos y sus ojos y orejas están colocados en su lugar definitivo. El bebé ya depende totalmente de la placenta para su alimentación por lo que la madre podrá notar que, en cierta manera, recupera sus niveles de energía. En esta semana el feto mide entre 8 y 9 centímetros y pesa 25 gramos. Sería aproximadamente del tamaño de un limón. Su piel es tan fina que a través de ella, podemos observar los vasos sanguíneos.

La madre puede notar sangrado en las encías como en la nariz. Es debido a la mayor vascularización. Trata de cepillarte con un cepillo de cerdas blandas. También son frecuentes los calambres en las piernas, fundamentalmente por la noche. Para aliviarlos puedes realizar estiramientos o aplicar calor local con un saco de semillas o agua caliente.

Embarazo semana a semana. Semana 15.

Otra semana espectacular en cuanto a los cambios que se producen tanto en el bebé como en la mamá.

El feto en esta semana dobla su peso, ya mide entre 9 y 10 cm y pesa unos 50 gramos. Tiene el tamaño de una naranja.

Una fina capa de pelo llamada lanugo recubre el cuerpo del bebé. La barbilla se va separando cada vez más del tórax y los huesos del bebé cada vez son más fuertes ya que retienen más calcio. Su oído se ha desarrollado y es capaz de captar sonidos y oír la voz de su madre. Sus brazos han ido creciendo y es posible que puedas observarlo en alguna ecografía con el dedito en la boca.

En esta etapa es probable que la madre ya haya dejado atrás todas las molestias iniciales del embarazo y se encuentre estupendamente. Es el momento de disfrutar plenamente de tu embarazo. Ten cuidado eso sí, con el sol. Protégete del sol ya que la acción de las hormonas provoca un exceso de melanina que puede llevar a que aparezcan manchas en la piel. Utiliza cremas de alta protección solar y evita la exposición solar prolongada.

Como ya hemos comentado anteriormente, la dieta sana y variada es fundamental en el embarazo. No se debe llevar una dieta restrictiva a menos que sea por prescripción médica. La ganancia de peso normal al finalizar el embarazo suele estar en torno a los 11 – 14 kilos.

Embarazo semana a semana. Semana 16.

En esta semana, el bebé se mueve mucho llegando a poder abrir y cerrar las manos, aunque habitualmente permanece con el puño cerrado. Aparecen las cejas y pelo en el labio superior y las uñas en los dedos de las manos y pies.

Hay embarazadas que refieren notar al bebé ya en esta semana aunque aún es un poco pronto. Se notará con claridad en torno a la semana 18 o 19. Los movimientos que describen son como aleteos de mariposas, gases o burbujas.

En esta etapa es posible que aparezcan las temidas caries dentales y sepsis bucales debido al déficit de vitaminas como la riboflavina, piridoxina y folatos es por ello que debemos llevar un especial seguimiento dental durante el embarazo. También es frecuente un aumento de salivación que puede mantenerse hasta el momento del parto y que puede estar relacionado con el aumento de los niveles de estrógenos. Los calambres puede ser que te lleguen a despertar por la noche y es que los nervios de las piernas pueden ser comprimidos por el aumento de tamaño del útero que provoca una disminución en la corriente sanguínea periférica.

Es fundamental seguir las visitas de control pautadas por tu ginecólogo y tu matrona y trasladar todas las dudas que puedan aparecer para que las resuelvan. En este momento se pueden realizar algunos exámenes prenatales como el triple scrrening y la amniocentesis. Toda mujer embarazada debería tener completo el calendario vacunal antes de quedarse embarazada ya que durante el embarazo, hay algunas vacunas que no se pueden suministrar.

Embarazo semana a semana. Semana 17.

El bebé sigue creciendo y continúa su desarrollo. En esta semana mide entre 11 y 13 centímetros y pesa unos 100 gramos. Es del tamaño de una cebolla.

La grasa recubre su cuerpo con la finalidad de permitirle mantener el calor corporal. Se mueve mucho y cambia continuamente de posición. Algunos ratos los pasa dormido y otros despierto. Abre y cierra su boca y es capaz de tragar el líquido amniótico en el que está sumido y lo elimina posteriormente a través de la orina.

En la madre, el útero cada vez es más grande y redondeado y en ocasiones puede producir molestias. Los pechos continúan cambiando ya que se están preparando para amamantar al bebé. Es probable que notes un aumento de la líbido debido a la mayor irrigación sanguínea de la zona pélvica y al aumento de la lubricación vaginal, es un momento idóneo para mantener relaciones sexuales con tu pareja siempre que no haya otras contraindicaciones por parte de tu médico. Puede ser que aparezcan las primeras estrías como consecuencia del estiramiento de la piel. Para tratarlas lo mejor es mantener muy hidratada la zona, preferiblemente con aceites naturales y siendo muy constante en la aplicación de los mismos.

Embarazo semana a semana. Semana 18.

A partir de este momento es muy posible que notes los movimientos de tu bebé con mucha claridad. Ahora el bebé es más grande que la placenta y continuará superándola hasta el final del embarazo. El bebé pesa unos 150 – 190 gramos y mide entre 12,5 y 14 centímetros. Es del tamaño de un boniato.

embarazo semana a semana

El bebé continua con el desarrollo de su corazón y ya se pueden observar las cuatro cámaras y válvulas que lo componen. Sus pulmones también continúan desarrollándose y el bebé va practicando los movimientos respiratorios ya dentro del útero. Sus movimientos dentro de la tripa cada vez son más continuos y enérgicos y podrás notarlo sobre todo por la noche.

Para la mamá el aumento de peso (puede que hayas ganado entre 4 y 5 kilos) y el cambio del centro de gravedad pueden ocasionarle problemas y dolores lumbares como la temida ciática. Pueden aparecer también otras molestias asociadas como el ardor de estómago . Es frecuente el tener que hacer pis muchas veces y puede ser posible que tengas que levantarte varias veces durante la noche debido a la compresión que el útero realiza sobre la vejiga. Esta compresión del útero también afecta al estreñemiento que a su vez puede derivar en hemorroides.

Para evitar el estreñimiento y las molestias que ocasionan las hemorroides toma una dieta rica en fibra, líquidos y vegetales y realiza asientos con agua fría y sal gorda.

Embarazo semana a semana. Semana 19.

El bebé mide de 13 a 15 cm y pesa  entre 200 y 240 gramos. Tiene el tamaño de un mango.

El cuerpo del bebé sigue experimentando muchos cambios y sus órganos funcionan de forma muy avanzada: su sistema nervioso sigue formándose, la cabeza y el torso siguen siendo más anchos que la parte inferior del cuerpo pero ya aparece un poco de tripita, comienzan a aparecer las huellas dactilares en sus dedos y el cordón umbilical es más fuerte. En esta semana y la siguiente es cuando la visualización del sexo del bebé se lleva a cabo con más claridad y con menor riesgo de equivocación.

La mamá puede comenzar a tener las piernas hinchadas y pueden aparecer varices. Debe evitar pasar mucho tiempo de pie o cruzar las piernas al estar sentada. Puedes notar un aumento en el flujo vaginal y que pase a ser amarillento y más espeso que el habitual así como los labios mayores y menores de la vagina más abultados. Otro efecto del aumento del volumen sanguíneo durante el embarazo son las palpitaciones cardíacas en las que en ocasiones es necesario visitar al cardiólogo y lo más recomendable es llevar una vida alejada del estrés.

Entre esta semana y la semana 20 se realiza la ecografía morfológica donde se muestran las medidas ecográficas del feto y diagnosticar anomalías en el desarrollo fetal.

Embarazo semana a semana. Semana 20.

Estamos en la mitad del embarazo y en la ecografía morfológica ya te habrán dicho o estarán a punto de decirte con seguridad el sexo del bebé en caso de que quieras saberlo. Ahora el bebé es del tamaño de un plátano y mide unos 16,4 centímetros y pesa unos 300 gramos. Ten en cuenta que de aquí al final del embarazo ¡¡¡multiplicará su peso por 10!!!

La piel del bebé se recubre de la vérnix cavernosa, una sustancia blanquecina que lo protege del líquido amniótico y con la que muchos bebés nacen.

La mamá puede que vaya notando cada vez más cansancio y que le resulte cansado estar de pie durante un tiempo debido al peso y tamaño del útero y del propio bebé. Pueden producirse bajadas de tensión propias del embarazo. Trata de buscar momentos de relajación y descanso tumbándote preferiblemente del lado izquierdo y no te levantes rápidamente si estás sentada o tumbada.

Como hemos comentado, en esta semana o en la anterior se realiza la ecografía morfológica que es una de las más importantes del embarazo para valorar el buen estado general del bebé. Se mira con detenimiento el desarrollo de los principales órganos del bebé, la placenta y el volumen de líquido amniótico.

Embarazo semana a semana. Semana 21.

El bebé pesa unos 300 gramos y mide 18 centímetros. Tiene el tamaño de una granada.

Su sistema digestivo le permite tragar líquido amniótico del que extrae continuamente los nutrientes que necesita para su crecimiento, llevarlo a su intestino delgado y de ahí pasar al intestino grueso. Esto permite que su sistema digestivo vaya creciendo y madurando.

Si no lo has hecho antes, es probable que ya notes al bebé, es un buen momento para que te dirijas a él, le hables, le cantes, le pongas música y establezcas un vínculo muy bonito con él.

En la madre, la barriga ya se percibe y puede aparecer cierta retención de líquidos. Por otro lado el sueño podría ser discontinuo debido al tamaño de la barriga y a los movimientos del bebé.

Embarazo semana a semana. Semana 22.

En la cara del bebé se distinguen perfectamente los párpados, las pestañas y las cejas. También se perciben claramente las uñas. El sistema límbico del bebé se está desarrollando y es el encargado de controlar los sentimientos y emociones pudiendo reír, llorar o enfadarse dentro del útero.

Ahora mide 27,8 centímetros, pesa 430 gramos y es del tamo de una papaya.

La madre es probable que experimente pérdidas de memoria o falta de concentración. Mantén estiradas las piernas para evitar la hinchazón y la aparición de varices y da paseos cortos y frecuentes para mejorar la circulación sanguínea. Es posible que notes molestias en la pelvis o en las caderas ya que los huesos se están ensanchando para albergar al bebé.

Embarazo semana a semana. Semana 23.

Los huesos del bebé se van consolidando. Ya mide entre 20 y 30 cm y pesa unos 500 gr.

El bebé tiene una gran actividad dentro del útero: se estira, se encoge, se da la vuelta, duerme, bosteza, etc. Ahora es muy probable que la madre note sus movimientos con más claridad.

La madre puede notar molestias y tirantez en la zona del pubis y en los costados.

Embarazo semana a semana. Semana 24.

Aunque cada vez va teniendo más actividad de movimientos, el bebé se pasa unas 20 horas diarias durmiendo en el útero materno.

Su peso en esta semana es de unos 600 gramos y mide 30 cm.

La madre puede que a partir de esta semana desarrolle anemia. Las demandas de tu hijo cada vez son mayores y recurre al hierro de la madre para suplir sus necesidades. Esto puede suponer que tú te encuentres muy cansada, pálida o mareada.

En esta semana se realizan las analíticas correspondientes al segundo trimestre y el Test de Glucosa o Test de O’Sullivan para detectar los riesgos de padecer diabetes gestacional. La prueba consiste en realizar una analítica de sangre estando en ayunas, posteriormente te proporcionan un jarabe alto en glucosa que debes tomarte y esperar una hora sentada. Posteriomente repetir la analítica para volver a medir los valores de azúcar en sangre. Si tus valores son susperiores a 140 quiere decir que tienes mayor riesgo de padecer diabetes gestacional y en unos días deberás repetir la prueba pero tomando un jarabe con más carga de azúcar que en la anterior ocasión.

Embarazo semana a semana. Semana 25.

El bebé ejercita su cara haciendo muchos gestos y por fin vemos que abre los ojos. Saca la lengua de la boca y la puede mover hacia los lados. Sonríe, bosteza e incluso hay estudios que aseguran que ¡sueñan dentro del útero!.

Mide unos 34,6 cm y pesa unos 700 gr. El bebé todavía es pequeño y aún se mueve mucho en el interior del útero ya que tienes espacio suficiente.

Tu tripa ya es evidente y cada vez notas más los movimientos de tu bebé. Intenta llevar ropa cómoda que no te quede apretada y preferiblemente de algodón. Es el momento ideal para comenzar a usar la ropa premamá. Debido al aumento del tamaño del útero y la compresión que ejerce sobre el estómago es muy posible que comiences a tener reflujo gástrico o ardor. En esta etapa son muy frecuentes también los gases o flatulencias que pueden llegar a confundirse con contracciones.

Embarazo semana a semana. Semana 26.

El bebé pesa una 900 gr. y mide unos 35,6 cm.

El bebé tiene sus ciclos de sueño y vigilia que podrás identificar por los momentos de calma y los momentos en que lo notas moverse continuamente. Los cinco sentidos ya están desarrollados, puedes hablarle y ponerle música porque lo escuchará y háblale porque es capaz de reconocer la voz de mamá.

Debido a la compresión del útero sobre la vejiga, la madre tendrá una necesidad constante de orinar. Hay que vigilar este momento ya que suelen aparecer las infecciones de orina que puede que no percibamos claramente al confundirla con los síntomas del embarazo. Si te molesta y escuece al orinar, acude a tu médico para que te haga una analítica de orina.

Embarazo semana a semana. Semana 27.

¡Ya estás en la recta final! Comienza el tercer y último trimestre del embarazo.

El bebé pesa alrededor de un kilo y mide unos 34 cm. Ahora sus movimientos son más fuertes y pueden percibirse incluso en el exterior de tu tripa.

La línea vertical marrón que aparece en la tripa de la madre se hace ahora más evidente y puede estar presente hasta varios meses después de haber dado a luz. Tus mamas habrán aumentado hasta tres veces su tamaño original y la areola se muestra más grande y más oscura cada vez.

Tu humor puede sufrir altibajos y es algo totalmente normal y es probable que vaya en aumento. Trata de relajarte y de inscribirte a los cursos de preparación al parto que te proporcionarán información y ayuda para poder gestionar el momento del parto y conocer los cambios que está sufriendo tu cuerpo. Además el hecho de compartir experiencias y dudas con otras madres te hará sentir acompañada.

Es un buen momento para que comiences a preparar la canastilla de tu hijo y las cosas que vas a necesitar llevar al hospital. Elabora una lista con todo lo necesario y pregunta a otras mamás de tu entorno para que te asesoren con su experiencia.

embarazo semana a semana

Los últimos meses y la preparación para el parto

Ya estás en el último trimestre de tu embarazo y te queda muy poquito para que llegue ese momento tan deseado de poder ver la carita a tu bebé.

Mientras tanto, él sigue creciendo y desarrollándose aunque si decidiese nace en este momento, ya estaría totalmente desarrollado para poder nacer sano, aunque sería un bebé prematuro y tendría que permanecer en incubadora con cuidados especiales.

Embarazo semana a semana. Semana 28.

Su peso ahora está en torno a 1100 gramos y mide  unos 35 a 40 cm.

Su cuerpo comienza a ser más redondeado debido a la grasa que hay bajo su piel y su sistema nervioso comienza a desarrollarse. Sus sentidos cada vez están más despiertos.

Los movimientos fetales es posible que cada vez te molesten más y te dificulten a la hora de dormir o incluso que determinadas posturas que adopte el bebé te molesten o hagan daño. Procura no dormir boca arriba. La mejor postura para el descanso es dormir de lado y preferentemente sobre el lado izquierdo.

Si tienes Rh negativo, te administrarán la inyección «anti-D» para evitar que, si tu bebé es Rh positivo, tu cuerpo genere anticuerpos que ataquen los glóbulos del bebé.

Embarazo semana a semana. Semana 29.

El bebé cada vez aumenta más de peso y tu piel debe estirarse pudiendo aparecer las temidas estrías. Hidrata mucho la piel de la tripa, caderas, muslos y pechos para evitar su aparición en la medida de lo posible.

El bebé en esta semana mide 37 cm y pesa 1250 gr.

Es recomendable que si no tienes ninguna contraindicación de tu médico, realices ejercicio físico moderado: caminar, pilates, yoga, gimnasia para embarazadas, etc.

Además de las clases de preparación al parto, puedes ir tomando contacto con el grupo de apoyo a la lactancia de tu Centro de Salud que te ayudará a resolver las dudas más comunes de cara a ese momento.

Embarazo semana a semana. Semana 30.

Cada vez queda menos para que se acerque la fecha probable de parto pero aún te quedan 10 semanas. El bebé cada vez va siendo mayor, el espacio en el útero va siendo menor y tú cada vez vas sintiendo más molestias.

Tu bebé ya pesa unos 1350 gramos y mide 38 centímetros. Su crecimiento va a continuar hasta el momento del parto pero no irá tan rápido como ha ido hasta ahora. Los movimientos fetales irán siendo más lentos hasta que poco a poco el bebé se coloque en posición cefálica que es la idónea para nacer. Si no te bebé no está colocado, no te preocupes, aún tiene tiempo de hacerlo. Y en caso de que no lo haga, tu ginecólogo valorará las diferentes opciones a realizar como la versión cefálica externa que consiste en girar y colocar al bebé en su posición correcta forzando el movimiento del mismo desde el exterior de la tripa de la mamá.

Embarazo semana a semana. Semana 31.

Entre la semana 31 y la 34 se llevará a cabo la ecografía del tercer trimestre para valorar la posición del bebé, presencia de latido cardíaco y estudio del crecimiento fetal tomando mediciones de la cabeza, abdomen y fémur. También se estudia la placenta.

Por parte de la madre, es posible que comiences a notar contracciones preparatorias al parto o Contracciones de Braxton Hicks. No son contracciones dolorosas pero si notarás que la tripa se pone muy dura. Si tienes dudas, consulta con tu ginecólogo o matrona.

Embarazo semana a semana. Semana 32.

El bebé pesa 1.800 gr. y mide 42 cm. Su tamaño es el de una calabaza.

Todos los órganos se están preparando para funcionar correctamente al nacer pero aún no están suficientemente maduros y necesitan continuar su desarrollo en los dos meses que aún quedan hasta el nacimiento.

La madre puede comenzar a realizar masajes perineales con aceite de almendras dulces para proporcionar más flexibilidad a la entrada de la vagina  y evitar que se produzcan desgarros o el tener que realizar una episiotomía. Consulta con tu matrona o ginecólogo cómo debes realizar estos masajes para que sean totalmente efectivos, puedes realizarlos tú misma o incluso tu pareja.

Embarazo semana a semana. Semana 33.

El bebé cada vez tiene menos espacio para moverse y suele estar colocado en posición cefálica. Un aspecto muy curioso si no lo has notado ya es que puedes sentir el hipo de tu bebé. Pero tranquila, es un síntoma de bienestar fetal.

Pesa alrededor de los 2 kilos y mide 43 centímetros. Su aspecto ya es muy similar al que tendrá en el momento de nacer. En esta etapa destaca el hecho de que sus papilas gustativas ya están desarrolladas y puede percibir los sabores de los alimentos que ingiere su madre.

Los desechos del bebé se almacenan en su colon como meconio y lo expulsará una vez haya nacido. Se trata de una caca de color negro que aunque su aspecto si no lo has visto nunca llama mucho la atención es totalmente normal.

Puede aparecer la temida ciática o dolor en la zona lumbar que se extiende hacia la nalga, muslo y la pierna hasta llegar al pie y se produce debido a que el tamaño del útero presiona el nervio ciático. Puede calmarse con ejercicios de Pilates, acudir a un fisioterapeuta o practicando matronatación.

En las analíticas del tercer trimestre te harán un análisis de sangre, orina, toxoplasmosis y tiroides si se ha sufrido hipotiroidismo durante el embarazo.

Embarazo semana a semana. Semana 34

Los movimientos del bebé son más limitados porque dispone de menos espacio dentro del útero pero aún así los movimientos de sus manos y las patadas las seguirás notando con intensidad.  Mide 45 cm y pesa 2.200 gramos.

El útero se encuentra unos 14 cm por encima del ombligo, lo que hace que todo el interior del organismo de la madre se recoloquen para dar cabida al bebé y que los órganos intestinales se desplacen hacia arriba generando molestias e incluso dolor pudiendo sentir fatiga a la hora de respirar, sensación de ahogo o mareo.

Ya se aproxima la fecha del parto y ahora las citas con tu matrona y ginecólogo son más frecuentes.

Embarazo semana a semana. Semana 35.

Los pulmones del bebé han finalizado su proceso madurativo, es decir que si naciese en este momento, podría adaptarse a la vida sin sufrir apenas problemas respiratorios.

Tu bebé mide 45 cm y pesa unos 2.500 gr.

Es posible que notes mucha presión en la pelvis ya que el bebé se está colocando en el canal de parto. Los genitales pueden inflamarse e incluso puedes notarlos aumentados de tamaño.embarazo semana a semana

Es un buen momento para que prepares las cosas que vas a necesitar llevar al hospital, tanto para tí (camisones, bata, zapatillas, sujetador de lactancia, etc.) como para tu bebé (bodies, pijamas, gorro, patucos, manta, etc) así como toda la documentación relativa al desarrollo del embarazo.

Embarazo semana a semana. Semana 36.

En esta semana se realizada a la madre el cultivo recto-vaginal para descartar la presencia de estreptococo agalactiae.

El bebé pesa 2.750 gr. y mide 46 cm. El bebé continúa moviéndose dentro del útero y seguirás notando sus movimientos pero ya no tiene posibilidad de darse la vuelta debido a que no hay espacio.

La tripa aparecerá más baja ya que el bebé se va encajando en la pelvis.

Embarazo semana a semana. Semana 37.

Si tú bebe naciese en la semana 37 de embarazo, ya no se considera prematuro. Tu bebé pesa 2.900 grs. y mide47 cm. El momento del parto ya se acerca y tu cuerpo se prepara para ello. Es posible que notes contracciones y un pequeño sangrado ya que el cuello uterino se está dilatando.

También se puede producir la expulsión del tapón mucoso y esto nos indica que el parto está cerca, aunque no es inminente, aún puede tardar unos días.

Embarazo semana a semana. Semana 38.

Estás en la semana 38 y se puede decir que tu embarazo ha llegado a término. Unos niños nacerán antes y otros después pero desde esta semana cualquier momento es adecuado cuando el bebé decida nacer.

Si presentas contracciones, tu ginecólogo te enviará a monitores para controlar la intensidad y frecuencia de las mismas.

Es normal que te encuentres muy pesada y cada vez duermas peor. El bebé ya pesa 3 kilos y mide 47 centímetros.

Embarazo semana a semana. Semanas 39 y 40.

El desarrollo del bebé no ha cambiado mucho, ya está preparado para nacer y puede hacerlo en cualquier momento si no lo ha hecho ya.

Tú cada vez vas a estar más cansada y los movimientos te van  a costar más así como caminar.

Si te van a realizar una cesárea, tendrás que realizar los controles preoperatorios y visitar al anestesista.En caso de parto vaginal, no es necesario acudir al anestesista previamente ni realizar controles preoperatorios.

Si tienes contracciones tu ginecólogo que pautará ir a monitores.

¿Has llegado a la semana 40 de embarazo? Entonces el momento del parto está muy, muy cerca.embarazo semana a semana

Cada vez notarás más contracciones. Si son rítmicas y frecuentes y no ceden aunque te acuestes o sientes debes ir a urgencias. También deberás acudir a urgencias en caso de que presentes un sangrado abundante o que tengas rotura de bolsa . Al acudir a urgencias tras la exploración vaginal, si estás muy dilatada permanecerás en el hospital para dar a luz a tu bebé.

Y una vez aquí ¡¡Felicidades!! ya eres mamá!!! Todo el tiempo que soñaste con ver su carita y ya lo tienes en tus brazos. Bienvenida a la experiencia más gratificante, feliz y por otro lado difícil que vivirás en toda tu vida. ¡¡¡Disfrútala!!!

Si estas interesado en hacer un regalo original para un bebe, visita nuestra tienda online de tartas de pañales originales y déjate sorprender por nuestros trabajos.

También te puede interesar...

1 comentario

  1. ¡Muy interesante el artículo! Es verdad que las semanas del embarazo son muy diferentes de unas a otras y que cada mujer lo vive de una manera. Al final de la gestación lo que más me costaba a mi era contar las semanas y los meses correctamente. Por ello os dejo un artículo que me sirvió de ayuda.

    https://herramientas.elembarazo.net/calculadoras/semanas

    ¡Enhorabuena por el artículo, es muy completo y práctico! Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *