Cuando empieza a gatear un bebé

El gateo suele producirse antes de que el bebé comience a andar. Generalmente entre los 6  y 10 meses es cuando empieza a gatear un bebé. Pero hay algunos bebés que se saltan este paso y no gatean, sino que pasan directamente a andar.  Para que se produzca el gateo, el bebé debe adquirir una buena coordinación y desarrollo de sus músculos. No es algo sencillo y es por ello que algunos bebés no muestran el más mínimo interés por gatear ya que les supone un importante esfuerzo o adquieren sus propios métodos para desplazarse (arrastrase, empujándose con las piernas, etc.).

El bebé que comienza a gatear debe ser capaz de permanecer sentado, mantener la cabeza erguida, tener un buen control de su equilibrio, la coordinación de sus manos y pies es fundamental y el fortalecimiento de los músculos de las piernas y la espalda que es lo que posteriormente le llevará a caminar.

Por eso el hecho de señalar cuando empieza a gatear un bebé es algo muy relativo, ya que va a depender de su desarrollo psicomotriz. Hay bebés que comienzan muy pronto, otros lo hacen más tarde y otros, como hemos comentado anteriormente, no llegan a gatear.

La estimulación para el gateo

El gateo tiene una gran importancia en el desarrollo del bebé.

Quizá hasta ahora no se daba mucha importancia ni se prestaba mucha atención al hecho de cuando empieza a gatear un bebé, pero cada vez más estudios destacan la importancia del gateo en el desarrollo del bebé.

El gateo es una etapa fundamental en el bebé que le va a preparar para poder ir alcanzando etapas posteriores.

Algunos de los beneficios que supone el gateo para los niños:

  • Al gatear el bebé debe coordinar ambos hemisferios cerebrales al tener que utilizar ambos lados del cuerpo (para gatear debe coordinar el movimiento del brazo derecho y la pierna izquierda si quiere avanzar) para desplazarse. Esto hace que se generen conexiones cerebrales muy necesarias para el desarrollo del pequeño.
  • El bebé comienza a descubrir el mundo que le rodea y fomenta su autonomía e independencia. Ya no necesita a papá o a mamá para poder llegar hasta el juguete que quiere.
  • Se desarrolla una mejor visión y el sentido del tacto al poder tocar y visualizar todo lo que tiene a su alrededor.
  • Fortalece toda su musculatura: caderas, hombros, espalda, etc. Mediante el gateo está preparando a su cuerpo para posteriormente comenzar a andar.
  • El gateo favorece la toma de decisiones y la respuesta ante situaciones. Cuando comience a andar tendrá más habilidad para colocar las manos cuando se vaya a caer y evitar golpes. Y también será más hábil a la hora de levantarse.

Viendo la importancia que tiene el gateo para el bebé, es importante que nos planteemos cuando empieza a gatear un bebé y lo fomentemos en la medida de lo posible.

Cómo estimular a un bebé para el gateo:

  • Coloca al bebé en el suelo y permítele que explore su entorno. Quédate cerca suyo y distribuye sus juguetes por diferentes puntos de la habitación para que vaya intentando llegar a ellos. Utiliza elementos que le llamen la atención (juguetes con luces, sonidos, canciones, etc.) y le provoquen ir hacia ellos.
  • Evita el uso de andadores. Está totalmente desaconsejado el uso de andadores en bebés. Fundamentalmente porque se venían utilizando a una edad muy temprana, para tener al bebé controlado cuando aún sus músculos no estaban desarrollados como para permitirle permanecer de pie o apoyando todo el peso de su cuerpo en las piernas. Tampoco es recomendable mantener al bebé en pie antes de que esté preparado para hacerlo.
  • La mejor forma de estimular a tu bebé para el gateo es mediante pequeños juegos y sin presionar ni obligar al bebé. Puedes utilizar un cojín antivuelco sobre el que coloques al bebé y le permitas balancearse hacia adelante y hacia atrás impulsándose con las piernas y adquiriendo fuerza en sus músculos.

cuando empieza a gatear un bebé

  • Puedes jugar al ¿A que no me pillas?. Una vez será el padre /madre quién vaya a pillar al bebé a la voz de ” a que te pillo” y otra vez será el bebé el que nos tenga que pillar a nosotros diciéndole ¿a que no me pillas?. Aprovecha para celebrar con él cada vez que te pille o le pilles a él y el juego será muy, muy divertido.

Qué pañales se adaptan a las primeras fases de gateo de tu bebé

A la hora de elegir los pañales que se mejor se adapten cuando empieza a gatear un bebé, debes tener en cuenta que ahora su capacidad de movimiento es mucho mayor y el pañal que utilice debe permitirle esa capacidad de movimiento sin que haya escapes.

Por lo tanto, es fundamental que utilices siempre la talla de pañal acorde con su peso. Si usas una talla más pensando que así se moverá más libremente, puede ocurrir que le quede demasiado grande y haya escapes de pis. Si por el contrario utilizar una talla más pequeña de la que le corresponde, es posible que no le permitas la amplitud de movimiento que necesita para gatear y explorar el medio que le rodea.

Desde Entre tartas y pañales confiamos en Dodot para la elaboración de todas nuestras tartas de pañales. Se trata de una marca pionera en el desarrollo de pañales adaptados a los más pequeños. La amplia gama de pañales de que disponen hace que nos podamos ajustar a todas las necesidades y etapas de crecimiento de los bebés.

Nuestros pasteles de pañales puedes pedirlos y te los elaboramos en diferentes tallas de pañales para que se ajusten completamente a las necesidades y edad de cada bebé.

Te invitamos a que nos visites y compruebes la amplia gama de tartas de pañales y productos personalizados para bebés de los que disponemos. ¡Estamos a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites!

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *