¿Qué es la dermatitis del pañal y cómo aliviarla?

La dermatitis del pañal es uno de los problemas en la piel más frecuentes que suelen tener los bebés a causa de la irritación de la misma. Dependiendo de cómo se haya provocado, esta puede ser de un tipo u otro. Son muchos los que se preguntan “mi bebé tiene dermatitis ¿Qué hago?”, por eso, en este artículo queremos darte las pautas para que sepas cómo actuar en caso de que tu bebé este padeciendo este problema, pero también te ofrecemos algunos consejos para prevenirla. A continuación, te explicamos qué es la dermatitis del pañal, qué poner para la dermatitis del pañal y cómo aliviar la dermatitis del pañal. ¡Sigue leyendo para más información!

¿Qué es la dermatitis del pañal?

La dermatitis del pañal es un problema que se ocasiona por una irritación de la piel del bebé, normalmente porque los pañales están húmedos o porque se cambian con poca frecuencia, pero también debido a la sensibilidad de la piel y al roce con él. Esta suele aparecer con manchas rojas de color intenso en las nalgas o, incluso, en la zona perineal. Entre sus síntomas más frecuentes nos encontramos con los siguientes:

  • Enrojecimiento de la piel: La dermatitis provoca que la piel se enrojezca, sobre todo, en la zona de los glúteos, músculo y genitales.
  • Sensibilidad en la piel: El bebé tiende a estar inquieto y a moverse de un costado a otro. Además, cuando tocas la zona del pañal el bebé suele quejarse o llorar.

Aunque se trata de una afección que puede curarse fácilmente con algunos tratamientos o medicamentos, es importante prestar atención a su evolución y, en caso de que no mejore en unos días, consultar con un doctor. Ten en cuenta que podemos encontrar varios tipos de dermatitis del pañal, tal como explican desde la American Academy of Pediatrics (AAP), y que estas tienen un aspecto muy parecido.

¿Qué causa la dermatitis del pañal? Tipos de dermatitis

Como hacíamos mención en el punto anterior de qué es la dermatitis del pañal, podemos encontrar varios tipos diferentes de afecciones. Estas varían en función de qué las causa. Lo vemos con más detalle:

  • Dermatitis por irritación: Las causas de una dermatitis por irritación son muy variadas, como la exposición constante a las heces y la orina, las rozaduras o el frotamiento, la piel sensible, la introducción de nuevos alimentos y el cambio de las heces…
  • Dermatitis por hongos: El problema es causado por la acción de los hongos. Lo que ocurre es que se esparcen por toda la zona que cubre el pañal debido a que es un área más cálida y húmeda, ideal para el crecimiento de los mismos. Las erupciones se encuentran dentro de las arrugas de la piel y, por lo general, aparecen en forma de puntos rojos.
  • Dermatitis por bacterias: El problema es causado por bacterias y las condiciones son muy similares a las de la dermatitis por hongos. Esta infección es conocida también como impétigo y algunas de las bacterias más comunes son los estafilococos y los estreptococos. Por lo general, estas suelen aparecer con la piel roja brillante alrededor del ano —estreptococos—, pero también con costras amarillas, supuración y granos —estafilococos—.
  • Dermatitis por alergia: Es muy similar en cuanto a los síntomas causados por una irritación. Ahora bien, el problema —en este caso— lo ocasiona una alergia a algunos componentes del pañal, normalmente por los colorantes, elásticos o fragancias.

¿Cómo aliviar la dermatitis del pañal?

Salvo en las alergias, en cuyo caso será mejor sustituir el pañal y optar por otras marcas o fabricantes —incluso, se puede barajar la posibilidad de comprar pañales de tela—, la dermatitis del pañal puede ser tratada con diferentes medicamentos o pomadas. La dermatitis del pañal, cómo curar y los tratamientos a aplicar son los siguientes:

  • En el caso de irritación: Una crema de hidrocortisona (esteroide) suave.
  • En el caso de hongos: Se debe optar por una crema antifúngica.
  • En el caso de bacterias: Existen tanto tratamientos orales como tópicos para estreptococos o estafilococos.

Si no tienes claro qué esta causando la dermatitis del pañal a tu pequeño, lo mejor es que acudas con un pediatra para que lleve a cabo un diagnóstico efectivo. Ten en cuenta que los ungüentos con antibióticos de venta libre —o sin receta— pueden empeorar la irritación de la piel en caso de que la afección sea por hongos, por ejemplo. Además, las pomadas con esteroides fuertes pueden provocar problemas adicionales. Por lo general, la dermatitis del pañal suele tardar en desaparecer varios días y puede volver rápidamente. En esos casos, es posible que el médico te derive a un especialista de la piel.

Cómo prevenir la dermatitis del pañal

Lo mejor que podemos hacer para evitar vernos en la situación de cómo aliviar la dermatitis del pañal, o para prevenir que vuelva a aparecer, es aplicar esta serie de consejos que te exponemos enseguida:

  • Cambia los pañales frecuentemente: A pesar de que tu pequeño lleve poco con él, no es aconsejable que lo lleve puesto demasiado tiempo si está mojado o sucio, así que cámbialo. Conforme pasa el tiempo, estas sustancias pueden provocar reacciones irritantes en la piel de tu pequeño —normalmente, por las enzimas digestivas presentes en las heces—.
  • Limpia suavemente la piel al cambiar el pañal: Otra de las cosas que debes hacer es limpiar suavemente la piel cuando cambies el pañal para que no se le irrite. Te recomendamos que optes por toallita desechables sin alcohol ni otras fragancias.
  • Pon crema protectora en la zona del pañal: Este tipo de crema crea una capa en forma de barrera entre la piel del pequeño y el pañal. Aplícala en la piel del bebé y fíjate en que los ingredientes de la pomada cuenten con cinc y vaselina. Estos ungüentos están pensados especialmente para la zona del pañal, por lo que pueden aplicarse sin límite.
  • No aprietes demasiado el pañal: De esta forma estará más aireado, además, no rozará tanto con la piel del pequeño al moverse.
  • Compra pañales absorbentes: Los pañales absorbentes eliminan la humedad en esta zona manteniendo la piel seca. Ten en cuenta que los pañales de tela suelen ser menos absorbentes que la mayoría de los pañales desechables.
  • Deja que tu bebé pase más tiempo sin pañal: Cuando sea posible, deja a tu bebé sin pañal.
Seguir leyendo

Amigurumis: cómo hacerlos con trucos y consejos

Uno de los regalos estrella para los peques de la casa son los amigurumis, muñecos tejidos en crochet que durante años han acompañado a bebés y niños de corta edad por las noches a la hora de dormir y en los juegos diurnos de su día a día.

Un amigurumi no tiene por qué tener una forma definida: puede tratarse de un animal, una persona… ¡con estos peluches sirve de todo! No obstante, lo normal es que, con lo bonico que es un amigurumi, acaben emulando las formas de simpáticos animales, desde aves hasta mamíferos o anfibios, así como personas o personajes de ficción.

Qué es un amigurumi

Pero vamos poco a poco. ¿Qué es un amigurumi en realidad? El sentido de la vista no te falla: es un peluche tejido, sí, pero es que eso es lo que significa literalmente amigurumi en japonés. Y es que, sí: los amigurumis son peluches tradicionales del país del sol naciente y allí pueden encontrarse multitud de variantes de estos peluches: gatos, conejos, perros… ¡incluso se comercializan amigurumis de edición especial! En Japón son toda una institución y no es complicado encontrar verdaderos coleccionistas de estos peluches.

Ahora bien, un amigurumi es mucho más que un peluche tejido. El material con el que se rellena un amigurumi tiene que cumplir una serie de requisitos para darles la esponjosidad apropiada, y la lana de su revestimiento no es cualquiera. Pero luego hablaremos de con qué lana se hacen los amigurumis.

Los amigurumis se han extendido tanto que muchos de los mitos japoneses giran en torno a estos peluches y en Occidente existen amigurumis con personajes muy conocidos de los cuentos infantiles. De hecho, en nuestro catálogo podrás encontrar un amigurumi de Bebé Donald, fielmente representado, o uno del simpático Piolín, entre otros.

Hay ciertos amigurumis japoneses que están fabricados teniendo en cuenta algunos de los platos más representativos de la gastronomía nipona, pudiendo encontrar ciertos ejemplares con simpáticos dorayakis y otros platos representativos de la gastronomía japonesa.

Cómo hacer amigurumis

Entendemos perfectamente que estos peluches te llamasen la atención y te interesases acerca de qué es un amigurumi exactamente y cómo se fabricaban. Y es que estos simpáticos peluches levantan pasiones. Eso sí, en vez de comprarlos (algunos valen una fortuna), siempre puedes optar por fabricarlos tú mismo si te ves lo bastante diestro. Pero, ¿cómo hacer amigurumis sin que se note que son de cosecha propia? ¿Con qué clase de lana se hacen los amigurumis en Japón? ¿Es posible encontrarla aquí?

En realidad, para hacer un amigurumi no vas a necesitar demasiados materiales: solo tendrás que tener a mano estambre de algodón mercerizado y algodón 100% puro. La finalidad del estambre es que no se vea ninguna fibra, algo esencial si queremos que el amigurumi salga bien.

Después, necesitaremos hilo de mezcla de algodón (algodón y poliéster al 50% cada uno va bien, aunque es algo que admite variaciones). Es importante la elección del hilo porque después lo más seguro será que queramos lavarlo a máquina, y las fibras tienen que ser aptas para su uso en estas máquinas para que no sufran daños.

Si va a ser el primer amigurumi que hagas, te recomendamos que optes por algo sencillo. Para que te hagas una idea: un amigurumi de un perrito puede complicarte la vida de más. En vez de eso, intenta emular los amigurumis de tipo sonajero, ideales para practicar las formas redondeadas y pulirlas a base de práctica.

También será preciso tener a mano hilo acrílico. Si te preguntas cómo hacer amigurumis sin dejarte un riñón en los materiales, el hilo acrílico es una excelente alternativa: estéticamente queda muy resultón, es muy económico y su nivel de resistencia es muy aceptable, así que no lo dudes si crees que la inversión económica de los amigurumis debe estar limitada.

Pero, más allá de estos elementos, otros utensilios que posiblemente tengas por casa pueden ser de utilidad. Un ganchillo puede ser perfecto para evitar que el relleno se vea. En función del patrón que elijas tendrás que elegir el tamaño del ganchillo. Y, si lo que quieres es saber cómo hacer amigurumis desde cero, opta siempre por el ganchillo más estrecho que tengas: aunque te llevará más tiempo hacerlo, así te asegurarás de que quede bien y que la fibra no se vea a través de la lana.

No hay forma de saber cómo hacer amigurumis si no se sabe hacer el relleno. Sin él, un peluche no es nada y con los amigurumis pasa exactamente lo mismo. ¡Imagínate el amigurumi Minion sin relleno! ¡No sería nada!

Pero, ¿con qué se rellena un amigurumi, con algodón o con poliéster? Por Internet se ha escrito mucho acerca de la composición y procedencia de los materiales que podían o no incluirse en el interior de un amigurumi, pero más allá de la visión de un purista, cualquier fibra de algodón o poliéster es apta para elaborarlo.

Una cuestión fundamental es la posición en la que vas a colocar el peluche. Para asegurarte de que el amigurumi adopta la postura y la forma que quieres, debes usar un alambre floral o un limpiapipas. También puedes utilizar el alambre con el que se rellena un amigurumi, ya que a veces se incluye una pieza de este material para darle más firmeza a la espalda. Si es un poco más largo de lo normal y recorre desde la cabeza hasta la base de los pies, mucho mejor: así su postura será totalmente moldeable.

Para asegurarte de que el amigurumi se quede erguido, un buen recurso es el de los guijarros: estos permiten incluso dejarlos de pie por largos periodos de tiempo sin riesgo a que sufran caídas o roturas. Por ese motivo es común encontrar estos materiales ocultos en estos peluches, sobre todo si se trata de amigurumis caseros: como hacer amigurumis desde cero exige ir creando la forma del peluche conforme se va tratando el material, es necesario recurrir a estos materiales para darles una pose creíble.

Cómo se rellena un amigurumi

Como te hemos comentado antes, la lana con la que se rellena un amigurumi puede ser de algodón, de lana o una combinación de ambas. De hecho, los amigurumis comerciales utilizan una combinación de ambas para no ser excluyentes y que puedan ser adquiridos tanto por los que consideran que solo el algodón es una fibra digna de un amigurumi como para los que piensan que poliéster es un material perfectamente apto para fabricar un peluche de este tipo.

Consejos para rellenar un amigurumi

Si quieres saber cómo y con qué se rellena un amigurumi, atento porque vamos a darte cinco consejos infalibles para que puedas hacerlo sin complicarte demasiado. Para empezar, lo que tienes que tener claro es que el truco del masaje funciona.

Seguro que lo has utilizado en algún zurcido y es bastante posible que esto suceda porque, ante un exceso de fibras, estas se deforman y se van saliendo del recoveco de lana donde deben estar introducidas. La cantidad debe estar medida pero no puede quedar excesivamente duro: debe estar relleno, pero ser moldeable, así que haz un pequeño masaje con el dedo índice sobre las fibras para que estas se repartan equitativamente. Así evitarás cualquier tipo de dureza.

Otra cuestión fundamental es el enrollado: las fibras pueden estar apelmazadas cuando las adquieras y estas deben tratarse con mimo antes de introducirse en el peluche. Masajéalas, moldéalas con tus dedos y crea pequeñas pelotas de tela para que se ablanden y puedan manejarse mejor. ¡Un amigurumi apelmazado no le gusta a nadie!

En caso de que tengas que continuar tejiendo, recuerda que en el interior de la bolsa de tela debe quedar un dedo sin rellenar. Recuerda que, al cerrar la pieza con la tela, esta encogerá bastante y si está demasiado llena puede salirse el excedente de tejido.

El cuarto tip para saber cómo hacer amigurumis desde cero y rellenarlos bien es importante: el ganchillo es un aliado inestimable a la hora de ablandar las fibras. Ten en cuenta que también puedes emplearlo para crear huecos en el interior que ayuden a mejorar el reparto del tejido, con las consecuentes mejoras en la textura que eso conlleva.

Por último, recuerda que no te va a quedar más remedio que quitar tela si has metido demasiada. Un amigurumi no puede quedar deforme y deberás retirar parte de la tela de crochet para vaciarlo. Lo ideal es que no lo fuerces, sino que busques un punto que haya quedado más abierto para empezar a extraer las fibras. Y tampoco hace falta que el punto quede abierto de par en par: con que puedas ir extrayendo con unas pequeñas pinzas parte del tejido será más que suficiente.

¿Con qué lana se hacen los amigurumis?

Ahora que sabes con qué se rellena un amigurumi, vamos a hablar del tipo de lana que se utiliza para crear la cobertura de estos peluches. Principalmente, como te hemos comentado al principio, el algodón y el poliéster son, junto con la lana, los principales materiales utilizados para fabricar un amigurumi. Sin embargo, el uso de uno u otro puede tener consecuencias dispares tanto en el día a día como a la hora de lavarlo.

Por norma general, el algodón proporciona un extra de suavidad y esponjosidad, lo que gusta mucho a los bebés y niños de corta edad, que se sienten irremediablemente atraídos por su tacto. Pero, ¿con que lana se hacen los amigurumis exactamente?

Es la lana acrílica la más recomendada para fabricar amigurumis debido a que tiende a abrirse menos, lo que resulta ideal para fabricar objetos como muñecos y algunos peluches, además de resultar bastante fácil de tejer. No es en absoluto difícil de adquirir y pueden elegirse multitud de colores, lo que repercute en las opciones de personalización y la estética del amigurumi. Eso sí, que no te dé miedo combinar telas. Pueden quedar especialmente bien en amigurumis como el de Peppa Pig.

Pero tienes otras opciones para fabricar tus propios amigurumis, ya que, con que la lana con la que se hacen los amigurumis no se abra en exceso, es suficiente. La combinación y la proporción puede depender de cada fabricante (de ahí que sea posible identificar a los creadores de algunos amigurumis estudiando la composición de sus fibras), y cada uno utiliza una mezcla única de elementos. Siempre, eso sí, teniendo en cuenta las bondades que el algodón y el poliéster pueden aportar a un peluche de este tipo.

No obstante, si estás pensando en ir sobre seguro, puedes echar un vistazo a nuestro extenso catálogo de amigurumis y comprar el que más te llame la atención. ¡Será un regalo fantástico para los peques de la casa!

Seguir leyendo

Cojín de lactancia: para qué sirve, cómo se usa y posiciones básicas

Es uno de los complementos de descanso más importantes a nivel físico y emocional para el peque. Un cojín de lactancia es un objeto que contribuye al correcto descanso del pequeño y que cuenta con diseños variados para permitir que el niño duerma como se merece.

Además, el vínculo que es capaz de crear con sus padres contribuye a mejorar los lazos afectivos y a enriquecer al pequeño en el plano emocional, lo que hace que sea beneficioso -más allá del descanso- disponer de un cojín de lactancia. ¿Para qué sirve uno de estos en las distintas etapas de crecimiento del bebé? ¿Cómo usarlos correctamente? Te sacamos de dudas acerca de los cojines de lactancia para bebés.

Cojín de lactancia: ¿para qué sirve?

Un cojín de lactancia es un accesorio de formas y dimensiones variopintas que sirve para dar el soporte adecuado al bebé y fomentar su correcto descanso. Ahora bien, es necesario saber cómo usar un cojín de lactancia de la manera adecuada para hacer que el peque esté cómodo en todo momento y evitar malas posturas que le provoquen molestias en el futuro.

Los mejores cojines de lactancia disponen además de un diseño antivuelco que impide que el bebé se deslice de lado a lado, ganando en maniobrabilidad y contribuyendo a aumentar la seguridad y la tranquilidad de peques y padres.

Muchos padres consideran la opción de comprar un cojín de lactancia sin saber para qué sirve exactamente o no asesorándose acerca de lo que pueden aportar al pequeño. En este sentido, contar con un equipo de expertos capaces de ofrecerte los mejores cojines de lactancia del mercado es importante, ya que se ha avanzado mucho en este segmento. Pero vayamos por partes.

Cómo usar cojín de lactancia

Es innegable que uno de los principales atractivos de un cojín de lactancia es su diseño. Pero, a pesar de que saber cómo usar un cojín de lactancia no tiene demasiado misterio, sí conviene tener en cuenta varios aspectos para que el bebé pueda disfrutarlo por completo y con total seguridad.

Lo primero que hay que saber es que la supervisión parental es siempre necesaria. Aunque algunos diseños sean anticaídas, es importante prestar atención a cada aspecto del bebé y del cojín para garantizar su descanso. También debes tener en cuenta que el cojín es un buen complemento a la hora de darle el pecho. De hecho, las mejores posiciones para amamantar al bebé consideran al cojín de lactancia un complemento indispensable, ya que permiten que el peque mantenga una posición adecuada y contribuyen a evitar las toses y los atragantamientos.

Para saber cómo usar el cojín de lactancia de la manera adecuada, debes conocer cuáles son las mejores posiciones para amamantar al bebé. Un cojín de lactancia es una gran ayuda, pero no es beneficioso per se: debe ser utilizado adecuadamente.

En postura de balón de rugby, sentada o reclinada, tumbada o a caballito son algunas de las mejores posiciones para amamantar al bebé con un cojín de lactancia. De hecho, no solo le ayudan a tomar su alimento, sino que fomentan la relajación y les puede ayudar a dormir, mejorando su capacidad de descanso y pudiendo disfrutar de un sueño reparador.

Cómo dormir al bebé en el cojín de lactancia

Suele ser habitual que un bebé caiga rendido cuando ha terminado de tomar su alimento y por eso los mejores cojines de lactancia tienen en cuenta este aspecto en sus diseños, haciendo que no solo sean buenos para darles la leche materna. Dormir al bebé en el cojín de lactancia es una buena idea, siempre y cuando sepas cómo debe colocarse para que pueda descansar sin malestar.

Lo primero que debes tener en cuenta es que, aunque sepas cómo se usa un cojín de lactancia para darle el pecho, suele ser habitual tener que cambiarle de posición cuando ha dejado de alimentarse. Esto es especialmente importante porque la digestión debe ser plácida y las posiciones menos apropiadas pueden tener un impacto negativo en su bienestar.

Por ese motivo es especialmente importante saber cómo usar el cojín de lactancia para dormir: las posiciones cambian cuando el bebé está alimentándose y cuando va a coger el sueño. Que los falsos mitos no te asusten: dormir al bebé en el cojín de lactancia en absoluto es una mala idea, pero es necesario saber en qué posición ponerlo para garantizar por completo el bienestar del peque. Ahora veremos en profundidad cómo usar el cojín de lactancia para dormir y qué posiciones son las más adecuadas.

Posiciones para amamantar con cojín de lactancia

Ahora que entiendes la importancia que tiene saber cómo usar el cojín de lactancia para dormir, vamos a ver los detalles de las cuatro principales posturas para garantizar la comodidad y la seguridad del peque cuando tengas que darle el pecho en uno de estos cojines.

Sentada o reclinada

No dudamos que sepas cómo se usa un cojín de lactancia, pero conviene hacer hincapié en que cuando se busca calmar al peque para ayudarle a alimentarse, esta postura es la mejor y tienes que contribuir a darle esa paz que solo una madre puede darle.

Sentarse en una silla o un sofá y colocarle los pies bien planos en el suelo, reposando los brazos en almohadones y colocando la almohada de lactancia sobre el regazo y el bebé apoyado sobre él es una de las mejores formas de garantizar un nivel óptimo de confort durante la lactancia.

Postura balón de rugby

Si no sabes cómo se usa un cojín de lactancia, lo mejor será que empieces por familiarizarte por esta postura porque es perfecta para drenar los conductos de los pechos y contribuir a calmarle si ves que está tenso o ha cogido un berrinche justo a la hora de alimentarse.

Como intuirás por el nombre, esta postura se llama así porque se pone al bebé bajo el brazo como su se cogiese una pelota de rugby. Además, esto se puede hacer estando sentada o algo reclinada, lo que es mejor para la madre.

En posición estirada

Sabemos que darle el pecho al peque puede ser agotador, sobre todo cuando lo pide cada 3 horas por las noches y a ti te pilla agotada. Puedes echar mano de alternativas más cómodas tanto para ti como para el bebé, como usar el cojín de lactancia para dormir después de haberle dado el pecho en la misma posición.

A caballito

Llegará un momento en el que tu peque sepa sentarse solo y no necesites un cojín de lactancia. ¿Para qué sirve entonces? Pues para que poco a poco vaya ganando confianza y que pueda ir prescindiendo poco a poco del apoyo que le da. Si el peque se pone a horcajadas sobre una de tus piernas podrás estás más cómoda y además podrás ayudar a que tu peque pueda ir mejorando su equilibrio.

En nuestra sección dedicada a cojines de lactancia podrás encontrar una variedad de modelos y diseños, pensados para proporcionarte, a ti y a tu bebé, el mayor confort durante vuestro tiempo juntos, contribuyendo además a su seguridad. Cada uno de ellos está confeccionado con un mimo absoluto y admiten personalizaciones para incluir algunos de sus datos o frases dedicadas. Un detalle precioso que hará que dormir al bebé en el cojín de lactancia sea una delicia.

Seguir leyendo

Chupetes: cómo esterilizarlos, cuándo quitarlos y cómo

Los chupetes son uno de los mejores accesorios que pueden tener los padres para tranquilizar a sus hijos recién nacidos y evitar los recurrentes llantos. Pero no solo eso, estos tienen también una gran cantidad de beneficios para el bebé. El chupete ayuda a satisfacer el reflejo de succión del bebé, pero también a relajarlo y calmarlo cuando esté ansioso. Además, el chupete alivia al bebé en los procesos dolorosos en los que tiene que vacunarse o cuando le están saliendo los dientes, sin olvidar que es el accesorio perfecto para que se duerma antes de la siesta o después de la comida. Incluso, para evitar la temible muerte súbita.

En este artículo vamos a explicarte cuáles son los diferentes tipos de chupetes que hay y resolvemos los interrogantes de cómo esterilizar chupetes, cuándo darlo por primera vez, cuándo y cómo quitar chupete y otras cuestiones generales y muy frecuentes —por ejemplo, cómo hacer si mi bebé no quiere chupete—. ¡Sigue leyendo para más información!

Tipos de chupetes

Como ocurre con los biberones, los carritos para paseos, las sillitas para el coche, los esterilizadores y los termos, podemos encontrar una gran variedad de tipos de chupetes que varían dependiendo de la edad del menor, de los tipos de tetinas de chupetes y de los materiales. Así pues, si nos enfocamos en las tallas distinguimos 3 tipos de chupetes que pueden ser de la talla 1 (de 0 a 6 meses de edad del bebé), talla 2 (a partir de los 6 meses de edad) y la talla 3 (a partir de los 12 meses de edad). Una de las características más específicas para diferenciar estos accesorios es en función de los diferentes tipos de tetinas chupetes. En este caso nos encontramos con las siguientes:

  • Tetina anatómica: Este tipo de tetina chupete imita el pezón materno. Es muy recomendado para los recién nacidos o para bebés que se alimentan con leche materna. Es decir, se trata del chupete más parecido al pezón.
  • Tetina fisiológica: Esta tetina es plana y simétrica. Está recomendada para los bebés que se ponen solos el chupete y favorece que se ejerza siempre la misma presión sobre el paladar.
  • Tetina redonda: Son las más tradicionales y tienen forma esférica y voluminosa.

Los chupetes para bebés pueden ser de varios materiales, como es el chupete látex o silicona o el chupete de plástico. Este último es más resistente y fácil de limpiar, sin embargo, es más duro que el resto por lo que puede no ser del agrado de todos los menores.

Cómo esterilizar chupetes

Una vez aclarados cuáles son los distintos tipos de chupetes, procedemos a responder a cómo esterilizar chupetes. La acción de esterilizar chupetes es muy sencilla, además de necesaria. Esterilizar chupetes es necesario para eliminar las bacterias y acabar con la suciedad que pueda haberse acumulado en él —aunque, también podemos encontrar posturas contrarias sobre esterilizar chupetes que defienden la importancia de inmunizar a los bebés—. En caso de que te decidas por esterilizar chupetes lo que tienes que hacer es lo siguiente:

  1. En primer lugar, antes que nada, lávate las manos y desinféctalas.
  2. Lávalo con agua caliente y jabón.
  3. Coloca el chupete en un recipiente con agua.
  4. Hiérvelo durante 5 minutos.

La esterilización del chupete es igual en uno u otro tipo de chupete, independientemente del material. Ahora bien, al hablar de chupete de látex o silicona debes tener en cuenta que el primero de ellos es menos resistente al calor que el segundo, por eso el chupete de látex tendrá que ser renovado con más frecuencia ya que la tetina se daña antes al llevar cabo las esterilizaciones. Para hacer una esterilización de un chupete en frío lo que debes hacer es lo siguiente:

  1. Lávate las manos.
  2. Introduce el chupete en el recipiente para esterilizar.
  3. Cúbrelo con agua según la cantidad marcada por el fabricante.
  4. Añade la sustancia desinfectante y déjalo actuar —por lo general, entre 30 y 90 minutos—.

En el caso de que optes por esterilizar el chupete en el microondas tendrás que buscar un recipiente que sea apto para utilizar con este electrodoméstico —elige un esterilizador con tapa—. Tendrás que colocar el chupete con un poco de agua y calentar el agua para que hierva —normalmente, entre 4 y 8 minutos será suficiente, dependiendo de la potencia—.

Cuándo dar chupete por primera vez

Cuando uno/a es papá o mamá primerizo/a suele tener un montón de dudas sobre los cuidados del bebé y de sus accesorios, así como las fases que va viviendo. Una de las dudas más frecuentes es cuándo dar chupete por primera vez al recién nacido. Según la Asociación Española de Pediatría (AEP) lo recomendable es que los bebes sean amamantados durante los primeros días de vida. Es decir, se debe esperar a que la lactancia materna esté bien establecida —por lo general, después del primer mes—. A partir de ese momento se le podrá dar el chupete al menor. Al hablar de chupete, cuándo empezar y cómo darlo por primera vez, lo más recomendado es que lo hagas por la noche —a la hora de dormir—. Esto ayudará a calmarlo y asociará el chupete con la tranquilidad que le proporciona.

Cuándo quitar el chupete

Cuándo quitar el chupete al bebé es otra de las preguntas más frecuentes realizadas por los padres primerizos. Según recomiendan los especialistas, la edad más recomendada para comenzar a moderar su uso es entre los 15 y 18 meses, es decir, su utilización tendrá que ser cada vez menor y nunca superar los tres años —tal como aconsejan—. Esto es así por dos motivos. El primero de ellos se debe a las consecuencias negativas que puede generar la utilización del chupete de manera muy frecuente —como malformaciones en la mandíbula, infecciones en la boca y oído o producir un retraso en el habla del pequeño, entre otras…— y, el segundo de ello, porque se acerca la edad del “no” y del “yo” y, en ese momento, resulta más difícil retirárselo.

Cómo dejar el chupete

Cómo dejar el chupete o cómo quitar el chupete depende de cada bebé y del apego que este le tenga. Tal vez el momento más difícil para dejar el chupete es por la noche, periodo en el cual el pequeño pasa más tiempo solo y cuando más lo necesita para relajarse. Para responder a cómo dejar el chupete sin causarle un trauma al menor, ten en cuenta estos consejos:

  • Elige el momento adecuado: No lo hagas en periodos de grandes cambios en los cuales el menor tenga que adaptarse, como al iniciar la guardería o un cambio de niñera.
  • Mantente firme en la estrategia: E involucra a otras personas para que así lo hagan. Si tras 40 minutos llorando tu hijo consigue el chupete, entenderá que su estrategia funciona y volverá a repetirla en la próxima ocasión.
  • Sé consciente del síndrome de abstinencia: La retirada del chupete puede provocar llantos y nerviosismo. Sé consciente de ello y tómatelo con calma.
  • Habla con tu hijo: Explícale que es el momento de retirarle el chupete porque se ha hecho mayor. También puedes explicarle el cuento del hada del chupete, y decirle que esta se lo ha llevado para dárselos a otros niños que acaban de nacer. Así mismo, sorpréndele con un regalo que el hada haya dejado para él/ella a cambio del chupete.

Chupete látex o silicona: ¿Qué es mejor?

Son muchos los padres que se preguntan por qué mi bebé no quiere chupete. En ocasiones el material del chupete, así como el tacto, puede resultar desagradable para el pequeño. En estos casos, habrá que probar con los diferentes modelos hasta encontrar uno que le agrade. Ahora bien ¿Cuál es mejor? El chupete látex o silicona. A priori, debes saber que no hay ningún material que sea mejor que otro, aunque sí varían entre sí. El látex es un material color ámbar, más resistente, blando y muy elástico; mientras que la silicona no absorbe malos olores y no varía de tamaño conforme se usa —además, tiene una mayor resistencia—.

Si no sabes qué chupete regalar, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro catálogo de productos donde encontrarás una gran variedad de chupetes para bebés. Aquí encontrarás el chupete que necesitas y al mejor precio.

Seguir leyendo

Baby Led Weaning: qué es, cómo empezar y alimentos aptos

Tarde o temprano nuestros pequeños tendrán que cambiar sus alimentos líquidos o triturados por alimentos sólidos. El Baby Led Weaning (BLW) es un método que tiene como fin incluir alimentos sólidos en la dieta del bebé antes que de costumbre. Los beneficios de que nuestros pequeños experimenten con la comida sólida son muchos, por supuesto, todo depende de qué alimentos se les proporcione. Uno de los más destacados es el aprendizaje propio que experimentará el recién nacido al conocer nuevas texturas y consistencias, comenzando a distinguir los sabores de cada alimento y —muy importante— previniendo el rechazo que les puede ocasionar dicho alimento en los casos en los que no se aplica este método.

En este artículo vamos a explicarte claramente qué es Baby Led Weaning, cómo empezar BLW y qué alimentos sólidos podemos proporcionarles a nuestros pequeños sin que ello suponga un riesgo para su salud de atragantamiento o alergias. ¡Sigue leyendo para más información!

Qué es el método Baby Led Weaning y sus beneficios

Como explicábamos en la introducción, el método Baby Led Weaning consiste en la incorporación gradual de alimentos sólidos en la dieta de los bebés. Este método persigue enseñar a los recién nacidos a alimentarse por si solos en lugar de ser alimentados con purés u otras comidas por los adultos. Como imaginarás, se trata de una práctica que es controlada por los adultos —es decir, que se realiza siempre mediante la observación y supervisión para evitar sustos—. Ahora bien, durante el proceso, es el bebé el que debe introducirse él solo las piezas de alimento a la boca, sin ayuda de los adultos. De esta forma, tendrá la posibilidad de aprender a comer por su cuenta sin la necesidad de ingerir papillas o purés. Por supuesto, los alimentos sólidos deben respetar su dieta y ser aptos para el consumo de un bebé, además, deben estar preparados según sus necesidades y para facilitar la ingesta.

Tal como reflejan muchos de los estudios, la alimentación BLW aporta una gran cantidad de beneficios al recién nacido, como la posibilidad de que aprendan a comer por su cuenta y la prevención del rechazo hacia algunos alimentos cuando crezcan, pero también la regulación de la sensación del hambre. La alimentación BLW es de gran utilidad para que el bebé aprenda a controlar la saciedad, evitando ingestas excesivas —como suele suceder con los purés—. Otra de las ventajas de la alimentación BLW es la de favorecer la socialización. Y es que los recién nacidos podrán comer en la mesa junto a los adultos.

Cómo empezar con el método BLW

La presentación de alimentos BLW a un bebé es un proceso gradual que debe llevarse a cabo a partir de un determinado tiempo. El Babyled Weaning pretende que los bebés se vayan acostumbrando a la comida sólida de manera progresiva debido a su gran cantidad de beneficios, como hemos visto. Lo importante a la hora de responder a BLW por dónde empezar es que el bebé tenga más de 6 meses antes de proporcionarle alimentos sólidos. La razón de ello se debe a que hasta esta fecha no han desarrollado adecuadamente su sistema digestivo, neurológico, renal e inmunitario, lo que se traduciría en una posible reacción alérgica a algún alimento, así como problemas para ingerir la comida. Es por eso que hasta los 6 meses el bebé debe alimentarse únicamente de leche materna. A partir del 7 mes el bebé deberá incluir en su dieta otra alimentación para evitar tener carencias alimenticias, aunque ¡Ojo! Esto no significa suprimir la leche materna, el bebé debe alimentarse con ella hasta los 12 meses y esta debe ser su alimento principal.

Por lo tanto, la presentación de alimentos BLW se realizará a partir del 6 mes o del 7, pero no más tarde. En el caso de los bebés prematuros o bebés con condiciones especiales, lo más adecuado es consultar con el pediatra. Estas son otras de las recomendaciones que debes tener en cuenta al responder a cómo empezar BLW:

  • No proporcionarles alimentos nuevos de golpe: Lo recomendado es dejar de 3 a 5 días entre un alimento y otro para que se vayan familiarizando con él.
  • No introducir alimentos potencialmente alérgenos: Se debe evitar alimentos con gluten, frutos secos, huevo y las fresas.
  • Cocina al vapor: Como es el caso de las verduras para BLW y de otros alimentos, con el fin de que conserven todas sus propiedades.
  • No debe haber distracciones: En el momento de la comida, los bebés no deben tener distracciones como juguetes o la televisión encendida.
  • Corta la comida en pedazos: De esta forma podrás facilitarle el agarre de los alimentos. Lo recomendado es que cortes la comida en trozos o tiras.
  • La postura: Cuando vayan a comer, evita que estén recostados o tumbados para evitar atragantamientos.
  • No forzar la inducción de alimentos: El bebé debe experimentar por su cuenta. Si forzamos la ingesta de los alimentos podemos provocar atragantamientos. El recién nacido sabe cuándo y cuántos alimentos comer.

Alimentos para BLW. ¿Qué darle a tu bebé?

Aunque ya hemos aclarado cómo empezar BLW —o cómo empezar con el método BLW—, nos falta algo fundamental. Y esto es conocer cuáles son los alimentos para BLW aptos para recién nacidos. A continuación, te proponemos un listado de varios de ellos:

  • Mandarina Baby Led Weaning: La mandarina Baby Led Weaning puede proporcionarse al bebé. Ahora bien, hay que tener cierta precaución con ella. Lo recomendado es que sea lo suficientemente grande para que pueda agarrarla con la mano. Puedes partirla a la mitad para que sea el bebé quien separe los gajos, o dejarla con los cortes preparados para facilitarle el proceso. No le entregues los gajos por separado para evitar que se atragante con ellos.
  • Calabaza Baby Led Weaning: Es uno de los alimentos más recomendados por su gran cantidad de beneficios. Esta puede proporcionarse asada o hervida, de manera que se quede mucho más blanda. Asegúrate de cortarla en barritas o tiras.
  • Zanahoria cocida o asada: Asegúrate de que esta se quede blanda y pártela en trozos lo suficientemente grandes para que puedan ser agarrados por el bebé sin dificultad.
  • Patata: Hiérvela y córtala como si fueran patatas fritas.
  • Brócoli cocido: No te excedas en el momento de hervirlo para que no se deshaga en las manos.
  • Otros alimentos: Plátano, macarrones cocidos, boniato, arroz sin sal, judías verdes cocidas, pepino en tiras o palo —sin piel, ni semillas y blandos—, melón en tiras, caqui pelado…

Algunos alimentos a evitar son los guisantesBaby Led Weaning. A pesar de que cuenten con muchas propiedades, estos pueden provocar el atragantamiento del recién nacido. Evita, así mismo, las cerezas, las uvas, los tomates Cherry y el maíz, y también los alimentos potencialmente alérgenos, como el gluten, las fresas, frutos secos y huevo. Otra de las cosas que debes evitar son las verduras BLW crudas, como las zanahorias o el apio. Tampoco le des manzanas crudas, patatas en bolsa, galletas de arroz, caramelos o cualquier otro alimento duro que no puedan aplastar con la lengua y el paladar.

Seguir leyendo

Tipos de tartas de pañales para regalos originales

Los pañales son indispensables para el aseo y la higiene personal del pequeño en los primeros meses de vida, y qué mejor manera de regalarlos que en una vistosa tarta de pañales. Las hay de muchas formas y tamaños: en tartas de varios pisos, en tartitas pequeñas, en baterías, triciclos y hasta en cigüeñas. Todas ellas son opciones ideales para arrancarles una sonrisa y es una manera perfecta de obsequiar a los papis para celebrar la llegada del nuevo miembro de la familia.

Tarta de pañales

Una tarta de pañales puede presentarse en varias formas, siendo especialmente atractivas las que optan por un diseño de varios pisos. Y es que puedes encontrar una tarta de pañales con forma incluso de castillo, con el rostro de algunos de los personajes más icónicos de Disney, los colores más representativos de sus vestimentas.

Los diseños de las tartas de pañales son tan apetitosos como inspirados y se pueden encontrar en varios formatos y colores. Se puede seleccionar tanto el tamaño de los pañales como el color de los bordados o del nombre, el color principal de la tarta e incluso se puede personalizar el dou dou.

Los tamaños también pueden ser personalizados, y es que una tarta de pañales también puede encontrarse en tamaño reducido. ¡Tartas de pañales mini para los peques de la casa!

Puedes echar un vistazo a algunas de las mejores tartas de pañales que tenemos en nuestro catálogo entrando aquí.

Mini tarta de pañales

Una mini tarta de pañales presenta las mismas características que una tarta de pañales de tamaño estándar, solo que con las limitaciones y modificaciones de espacio y tamaño obvias. Una mini tarta de pañales es perfecta para los más pequeños de la casa, y además presentan las mismas opciones de personalización que las “grandes”.

El nombre va bordado en la cara frontal de la tarta y en la parte superior siempre puede ir un pequeño peluche o una prenda complementaria a modo de accesorio. Por lo demás, los colores, decoraciones, motivos y demás características son idénticas en una mini tarta de pañales que en una de tamaño estándar, siendo un regalo perfecto para quienes busquen obsequiar a los papis y al peque con un regalo a la altura.

Si quieres ojear las mini tartas de pañales de nuestro catálogo, puedes hacerlo a través del siguiente enlace.

Batería de pañales

¿Qué padre no ha soñado con que su hijo sea músico? Todavía es demasiado pronto para saber a qué se dedicará cuando sea mayor, pero, ¿qué mejor manera de empezarle a inculcar el amor por la música que con una batería de pañales?

Su diseño es simpatiquísimo, con una figurita de peluche en la parte central que simula estar tocando la batería. Los detalles de los bordados y de las prendas dan buena muestra de hasta qué punto la confección de esta batería de pañales está preparada con mimo y esmero.

Algunas incluso cuentan con figuras tan conocidas como Mickey o Minnie Mouse, y todas están elaboradas con pañales Dodot de la familia T2, T3 y T4, además de la Sensitive. La batería de pañales más cargada cuenta con 45 pañales, ideal para disponer de los recambios suficientes durante un tiempo.

Elige la batería de pañales que más te guste de entre todas las que hay en nuestra sección dedicada y personalízala como quieras para hacer un regalo único.

Caramelo de pañales

Por si las tartas no fueran lo suficientemente apetitosas, también puedes encontrar un enorme caramelo de pañales con un aspecto de lo más delicioso. Para que te hagas una idea, en su interior se esconden entre 30 y 40 pañales Dodot de diferentes tallas, ideales para las primeras etapas del crecimiento del pequeño.

Un caramelo de pañales presenta prácticamente las mismas opciones de personalización que una batería o una tarta, pudiendo elegir el bordado en la parte frontal del caramelo e incluir, con letras de un color y diseño personalizado, el nombre del pequeño.

Lo cierto es que un caramelo de pañales es uno de los regalos favoritos de padres y peques, ya que su fabuloso diseño, con los pañales dispuestos en espiral que crean un efecto estético realmente vistoso y ayudan a mantenerlos ordenados conforme se van sacando del envoltorio, es capaz de hacer las delicias de pequeños y mayores.

Si quieres echar un vistazo a los caramelos de pañales de nuestro catálogo, pásate por nuestra sección dedicada para conocerlo más a fondo y elegir el que mejor se adapte a tus preferencias.

Ramo de flores con pañales

Las flores forman parte de diseños preciosos, ideales para hacer un regalo con motivo del nacimiento de un bebé. Si, además, estamos hablando de un ramo de flores con pañales, el resultado no puede ser mejor.

Lo cierto es que un ramo de flores con pañales es un regalo fantástico. Es ideal para ubicar en el salón, en una sala de estar o en el propio cuarto de los papis, junto a la cuna. Es una manera muy estética y ‘classy’ de guardar los pañales, puesto que el envoltorio el ramo de flores con pañales es tan bonito que disimula con gran eficacia lo que realmente es.

El tallo del ramo viene perfectamente envuelto con un paño sedoso y un lazo, y la parte superior cuenta con unos lazos brillantes que crean un efecto estético sin igual.

Puedes elegir el mejor ramo de flores con pañales a través del siguiente enlace.

Moto de pañales

Cuando parece que los pañales no pueden molar más, aparece una moto de pañales para hacerte cambiar de idea. Y es que sí, puedes encontrar una moto de pañales muy molona con algunos de los personajes de dibujos más conocidos de Disney.

Como viene siendo habitual, puedes elegir el color del bordado, de las letras que conformarán el nombre y detalles como la capacidad de la moto de pañales o el tipo de pañal que incluye.

Algunas versiones cuentan con accesorios complementarios, como lazos, pañuelos, mantas o biberones. Y, cómo no, el nombre del peque aparecerá bordado en la parte frontal de la moto, para que todo el mundo reconozca a quién pertenece esa moto de pañales tan guay.

En este link puedes encontrar las mejores motos de pañales para regalar.

Triciclo de pañales

Pasamos de las dos a las tres ruedas, porque sí, también puedes encontrar la versión más amigable de las motos con pañales: el triciclo de pañales. Los pañales se encuentran perfectamente insertados en el diseño, dando forma a las características tres ruedas del triciclo.

Como es costumbre, el triciclo de pañales exhibirá en la parte frontal el nombre del peque que usará los pañales y el peluche que viene a lomos de la bici de tres ruedas. Se puede elegir el color del bordado, así como la tonalidad principal que mostrará el vehículo.

Además, el triciclo de pañales viene con varios accesorios: un biberón, un peluche, una manta coralina y un babero personalizado, además de los pañales que dan forma al triciclo.

En esta sección puedes encontrar el mejor triciclo de pañales del momento, junto a algunas de las mejores motos de pañales con peluches tan conocidos como Mickey y Minnie Mouse.

Cigüeñas de pañales

No quedará mucho para que le cuentes al peque la historia de la cigüeña y la cestita. Mientras piensas qué enfoque darle, puedes optar por elegir una de las cigüeñas de pañales de nuestra sección.

El diseño no puede ser más molón: la cigüeña viene con un sombrerito brillante del color que tú elijas, y bajo su regazo se sitúa la famosa cestita, con capacidad para 26 pañales Dodot perfectamente enroscados.

La disposición que presentan estas cigüeñas de pañales gusta mucho por la estética y por lo práctico que resulta poder coger directamente un pañal enrollado, además de que es una figura estética muy agradable de ver para el peque.

Y en estas cigüeñas de pañales no podían faltar los nombres de los que van a ser obsequiados con la presencia de este simpático animalito. Puedes elegir el color del bordado para que la cigüeña lo muestre en su cesta. Así, no habrá duda de a quién pertenecen esos pañales.

¿Quieres hacerte con la mejor cigüeña de pañales? Puedes echarle un vistazo entrando aquí.

Castillo de pañales

Los majestuosos castillos forman parte de multitud de cuentos de fantasía y han estado presentes en películas y libros de dibujos durante mucho tiempo. Algunas de las mejores historias han sucedido en castillos, y qué mejor homenaje que optar por un castillo de pañales personalizado para obsequiar al peque.

Puedes elegir multitud de detalles del castillo de pañales, desde el nombre del pequeño hasta el color de las torres, el peluche que le va a acompañar o la talla y la cantidad de pañales que van a formar parte de tu castillo de pañales. Para elegir el que mejor se adapte a tus gustos, entra en nuestra sección dedicada a los castillos de pañales y elige de entre una gran variedad.

Además, normalmente los castillos de pañales traen dos dou dous que puedes personalizar, eligiendo el color de cada uno de ellos.

Son la mejor manera de llevar al dormitorio del peque la fantasía de los mejores cuentos infantiles. Y, además, es un regalo ideal también para los padres, que podrán almacenar durante un tiempo los pañales de una manera organizada y accesible.

No dudes en consultar todas las tartas de pañales que hacemos para encontrar la que más se adapte a tus gustos. ¡Acertarás de lleno con el regalo!

Seguir leyendo

Baby shower: qué es, ideas y regalos para el recién nacido

El baby shower es una tradición de origen estadounidense que poco a poco ha ido popularizándose en los diferentes países del mundo. Esta celebración tiene un sentido muy práctico, sobre todo, para los padres primerizos que están ilusionados por la llegada del bebé, pero que también se enfrentan al complicado reto económico de afrontar todos los gastos que implica cuidar de un recién nacido. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre qué es el baby shower, pero también te explicamos cómo organizar un baby shower y te hablamos sobre qué regalos para baby shower son la mejor opción. ¡Sigue leyendo para más información!

Qué es un baby shower

El baby shower es una fiesta con una antigüedad de más de 100 años que nació en Estados Unidos con el fin de homenajear a la futura mamá. Aunque esta fiesta se ha modificado un poco con el paso del tiempo la misma suele consistir en una reunión exclusiva de mujeres donde se intercambian experiencias y se ofrecen consejos a la embarazada sobre el cuidado del bebé, el parto y el postparto y otras muchas cuestiones que pueden resultar de ayuda e interés para la embarazada. Pero también —y lo más importante— como su nombre indica, hay una lluvia de regalos para el bebé. Las invitadas deben ofrecer regalos a la mujer que está embaraza. Estos regalos suponen un alivio económico para hacer frente a los costes de los primeros meses, ya que se tratan de regalos útiles y necesarios en el cuidado y mantenimiento del bebé.

Como comentábamos, las fiestas baby shower han variado ligeramente con respecto a la tradición original. De hecho, las reuniones actuales pueden ser mixtas —es decir, pueden acudir tanto mujeres como hombres— o, incluso, ser reuniones solo de hombres.

Cómo organizar un baby shower

Por lo general, el baby shower es organizado por la mejor amiga de la futura mamá. La razón de esto se debe a que no queda bien que sea un familiar o la propia mamá la que se encargue de pedir los regalos a los invitados. Los baby shower se organizan para el nacimiento de un bebé, independientemente de si es el primer hijo o el segundo. Incluso pueden organizarse varios baby shower para un mismo bebé —por ejemplo, uno para amigos y otro para compañeros de trabajo—. En Latinoamérica las organizadoras del evento suelen ser las abuelas, las hermanas de la anfitriona e, incluso, la cuñada. A la hora de responder a cómo organizar un baby shower ten en cuenta lo siguiente.

Cuándo y dónde organizar baby shower

Lo primero que hay que pensar es cuándo y dónde se va a realizar el baby shower. Lo más común es que este se celebre entre el séptimo y octavo mes de embarazo. En cuanto a la ubicación se refiere, lo más recomendando es que se lleve a cabo en la vivienda de la mujer embarazada ya que de esta forma tendrá a su disposición todas las comodidades y será más fácil de decorar y ambientar el lugar. Ahora bien, también se puede optar por rentar una sala de eventos, así como por organizar el baby shower en el exterior. En ese caso, lo recomendado es que el clima no sea muy caluroso ni frío y que haya sombras para evitar los bochornos del embarazo.

Decoración para baby shower

La decoración para baby shower suele ser temática. ¿Esto qué quiere decir? Significa que la misma está centrada en el bebé, pero también en su género —en caso de que se conozca—. Así pues, podemos optar por los colores tradicionales, como son el rosa o el azul, o colores neutros, como el verde, el amarillo, el rojo o el naranja. La decoración para baby shower no tiene por qué ser excesivamente cara, se puede optar por adornos económicos como serpentinas, una gran cantidad de globos —colgados y por el suelo—, peluches, patitos de goma, chupetes y mucho más. Como comentábamos, debe ser una decoración temática, así que debemos optar por utilizar adornos decorativos y originales, como biberones rellenos de dulces, un photocall, calcetines colgados a modo de guirnaldas…

Bebidas con alcohol prohibidas

Un baby shower nunca debe tener bebidas con alcohol ya que la anfitriona no puede tomarlo durante el embarazo —de esta forma no la antojaremos, ni se equivocará entre una bebida u otra—. Así pues, lo más aconsejado es optar por bebidas refrescantes, así como cócteles sin alcohol elaborados con frutas naturales, por ejemplo. Te recomendamos el cóctel Shirley Temple —con naranja y cerezas—, té verde helado al estilo moruno, las micheladas sin alcohol —típicas mexicanas— o el cóctel San Francisco. Las opciones son muy variadas.

La comida y el pastel para el baby shower

Por lo general, lo más recomendado en una fiesta baby shower es optar por un catering de pie y colocar varias sillas en los laterales del local o de la sala para que las visitas puedan sentarse cuando lo necesiten. Nuestra recomendación de recetas son las tablas de queso y de ibéricos, aceitunas, los pinchos, mini hamburguesas, brochetas de gambas, crujientes de langostinos, queso crema, patés, patatas fritas, snacks, chips… Así mismo, no te olvides de comprar muchos dulces y chuches. Ten en cuenta que las embarazadas suelen tener mucho antojo de dulce, así que este no puede faltar en la celebración.

En cuanto al pastel se refiere —fundamental en cualquier baby shower—, te recomendamos que optes por hornear un pastel con diseño infantil. Por ejemplo, puedes hacer un pastel con forma de biberón, un pastel con forma de panza de embarazada o, incluso, para quienes son expertas en repostería, un pastel con forma de bebé. Este debe ir colocado en algún lugar especial junto al photocall.

Juegos para baby shower

Los juegos para baby shower son imprescindibles en cualquiera de estas fiestas. Estos animarán la velada y garantizarán las risas. Por supuesto, estos deben estar centrados en la temática infantil —por ejemplo, películas Disney—, en el mundo de la embarazada o el tema mamás. Te recomendamos que optes por concursos de preguntas, por juegos de cartas e, incluso, por partidas a la consola. Los juegos de preguntas, Cluedo o Quién Soy son siempre son una opción excelente.

Regalos para baby shower

Después de ver varias ideas para baby shower relacionadas con la organización, toca analizar —ahora— cuáles son los mejores regalos para baby shower. En Entretartasypanales somos expertos en los regalos para bebés y para futuros papás y mamás. Por eso, te recomendamos que optes por regalos que le resulten útiles a los padres, que les permita ahorrar, pero también que sean originales y divertidos. Nuestra recomendación es la siguiente:

  • Tartas de pañales originales: Las tartas de pañales originales conforman bonitos diseños como pasteles, baterías de música, cigüeñas con sacos de pañales o castillos, entre otros, repletos de pañales para el/la recién nacido/a. Estas son una opción muy recomendada y necesaria para cualquier papá o mamá primerizo/a.
  • Las canastillas personalizadas: Las canastillas personalizadas incluyen todo tipo de objetos y neceseres útiles y prácticos para el bebé, como las mantas y toallitas, chupetes, sonajeros, biberones, baberos, pañales e, incluso, platos y cubiertos infantiles.
  • Lociones corporales para el bebé: Los recién nacidos tienen la piel muy delicada, por ello, un regalo para baby shower muy necesario son los packs de lociones corporales para su piel —que sirven para cuidarla y protegerla—, entre los cuales encontramos productos cosméticos hidratantes, pero también colonias especiales y jabones para el recién nacido.
Seguir leyendo

Cómo hacer chupeteros: trucos y consejos

Si tuviéramos que pensar en un accesorio para bebés imprescindible, sin duda uno de los primeros que se nos vendría a la cabeza sería el chupetero. Este simple accesorio es capaz de sujetar el chupete, permitiéndoles a los bebés reducir su estrés, proporcionarles comodidad y seguridad y ayudándoles a conciliar el sueño, además de satisfacer su instinto de succión para alimentarse de leche materna.

Los chupetes son productos que puedes adquirir en cualquier centro especializado en cuidados infantiles, aunque también puedes optar por hacerlos tú mismo en casa de una manera muy sencilla. Lo primero que tendrás que conseguir es el material para chupeteros necesario –asegúrate de que ningún componente es tóxico ni que entrañe riesgo alguno para el bebé; de esto hablaremos más tarde-, y cierta maña para darle un toque único a tu chupetero.

Si quieres saberlo todo acerca de cómo hacer tú tus propios chupeteros, sigue leyendo para descubrir la manera más sencilla de hacerlos en casa.

Haciendo tu propio chupetero

Los chupeteros son accesorios perfectos para evitar que los chupetes estén a cada momento en el suelo. Aunque casi siempre se suele recurrir a la pequeña banda que traen algunos chupetes de serie, algunos padres se preguntan cómo sujetar el chupete a un bebé que no para de quitárselo de la boca, tirarlo, empujarlo y que está constantemente por el suelo gateando.

Te gustará saber que los chupeteros evitan la mayoría de caídas del chupete al suelo para evitar que el pequeño contraiga enfermedades y mantenga su higiene en unos niveles óptimos. Por eso, es importante que el material para chupeteros que incluyas en tu lista para elaborarlo en casa sea lo suficientemente resistente como para garantizar la integridad del chupete y que este no se pierda, ya que los sujetachupetes se exponen a las agresiones del pequeño terremoto que va sobre el carrito.

Si lo que no dejas de preguntarte es cómo hacer un sujeta chupete tú mismo en casa, atento porque solo vas a necesitar estos materiales: un clip de silicona, lentejas, bolas de unos 12 milímetros, una pequeña figurita, cordón de satén y, por supuesto, tener claro el nombre del bebé.

Para empezar, coge el cordón de satén y enlázalo en el ojal del clip. Acto seguido, introduce todas las bolas y la figurita en última instancia por el cordón. Cuando lo tengas todo en su sitio, coge uno de los extremos de la pequeña cuerda y átalo al extremo opuesto con fuerza. Trata de estirarlo, bambolearlo y moverlo de manera brusca para poner a prueba su resistencia. Si no se ha soltado ninguna pieza, ya puede ser propiedad del peque.

Un bonito detalle es que incluyas el nombre del bebé, algo que puede hacerse en una de las bolitas incluidas en el cuerpo principal del chupetero, o bien puede incluirse en un pequeño bordado de tela. Y es que los sujeta chupetes también pueden hacerse de este material, proporcionando una sensación de confort muy agradecida, sobre todo en los meses más fríos del año. Pero, ¿cómo hacer chupeteros de tela sin que suponga un riesgo para la seguridad del pequeño? ¿Es más fácil hacerlo así?

Lo mejor es que recurras a tela estampada de algodón, que te proporcionará nuevas oportunidades creativas. También sería conveniente que tuvieras en mente antes de empezar el diseño final del bordado, sobre todo si lo que quieres es incluir su nombre en la tela. Como hacer chupeteros personalizados es algo más complicado porque se debe diseñar y confeccionar el patrón decorativo desde cero, es mejor que empieces pensando qué y cómo vas a ejecutar, antes de ponerse a recortar telas sin orden ni concierto.

Garantizando la seguridad de los sujeta chupetes

Pero no todo lo importante tiene que ver con saber cómo hacer un sujeta chupete a nuestro pequeño: es necesario garantizar su seguridad y por eso los materiales deben estar a la altura. No solo estamos hablando de que los chupeteros deben carecer de materiales tóxicos, sino que no pueden presentar fisuras en su construcción.

Por eso, es importante que cada material para chupeteros que incluyamos en nuestra cesta cumpla con los estándares de calidad marcados: deben estar libres de sustancias nocivas, no deben desprenderse ni fragmentarse en trozos pequeños ante golpes o caídas para evitar que las piezas supongan un peligro para el bebé, además de que la tela debe presentar un grosor lo suficientemente alto como para evitar que se deshilache y las fibras de la tela puedan acabar siendo ingeridas. Como sujetar el chupete a un bebé ya es bastante complicado, vamos a tratar de hacerlo más fácil seleccionando productos que ayuden al bebé a llevarse mejor con su chupete.

Los expertos recomiendan que nunca se acueste al bebé con el sujetachupetes, y hay que impedir que lo mastique y que se lleve la cinta a la boca. También es necesario que se utilicen siempre bajo supervisión de los padres. Por ese motivo, estos deben saber cómo sujetar el chupete a un bebé mientras lo está usando, con el fin de evitar la asfixia en caso de incidente a causa de una excesiva longitud. También deben saber seleccionar los materiales adecuados y, en caso de que quieran saber cómo hacer chupeteros de tela, saber elegirla bien para evitar roturas en el tejido que puedan suponer un peligro para su salud.

La longitud y anchura de la cinta

Es un aspecto primordial para evitar accidentes domésticos con estos utensilios. La normativa establece que la cinta no debería presentar una anchura superior a los 25 milímetros, y su longitud no debería sobrepasar, como mucho, los 22 centímetros. A esto se le incluye el clip de silicona y los nudos.

Peso y materiales

Está muy bien saber cómo hacer chupeteros con el nombre de nuestro bebé, es una manera de que reconozca su nombre y ese objeto como de su propiedad. Pero de nada sirve conseguir esto si luego el accesorio no es funcional ni consigue proporcionar al pequeño una seguridad y comodidad mínimas.

Ten en cuenta que la tela, cuanto más ligera, mucho mejor. Así, las encías ni los dientes del bebé estarán en peligro aunque lo muerda. Por ese motivo, la Unión Europea recomienda, tanto a los establecimientos que busquen saber cómo hacer un sujeta chupete de primera calidad para elegir a sus proveedores, como a los fabricantes particulares que quieran saber cómo hacer chupeteros personalizados, utilizar siempre un tipo de cinta muy específico, el Grosgrain, debido a su extraordinario nivel de resistencia y fortaleza.

Eso sí, si incluye cualquier tipo de estampado o piensas añadirle uno, asegúrate de que sea lavable. Y ten en cuenta que, en caso de que la anchura de la cinta Grosgrain fuese inferior a los 22 milímetros (es muy común encontrarla de 19 milímetros), lo mejor sería someter al chupetero a tests de tensión para poner a prueba su resistencia.

Con todo esto, y sabiendo ya cómo hacer chupeteros de tela a medida, te convertirás en el experto de la casa en fabricarlos. Y es que, como habrás podido comprobar, no todo se reduce a la estética ni a saber cómo hacer chupeteros con el nombre bordado: es necesario que estos chupeteros sean seguros, por ejemplo, no cubriendo los clips con tela ni adornos de ninguna clase para evitar que resulten llamativos al bebé y este pueda manipularlos o ingerirlos por accidente, causándole múltiples heridas.

Otros consejos para hacer un chupetero perfecto

Los clips son una pieza fundamental a la hora de hacer chupeteros personalizados, pero también pueden ser potencialmente peligrosos para la salud del bebé. Por este motivo, el clip nunca debe ser de plástico, ya que su ingesta sería fatal. Tal y como te hemos comentado en nuestra sección sobre cómo hacer chupeteros personalizados paso por paso, el clip debe ser de silicona, material resistente y duradero donde los haya.

También debes atender a la composición de los mismos, ya que hay que evitar que contengan materiales tóxicos como plomo o níquel. También debes atender a la cuestión del fijado: los chupeteros no deben ir unidos a cintas mediante materiales endebles como velcros, por lo que será necesario que la unión entre el clip y la cinta sea extremadamente fuerte. Esto se puede comprobar con puestas a punto del sujeta chupetes, examinando su tensión al poner a prueba su elasticidad.

Por último, ten en cuenta que los chupeteros serán de los primeros accesorios que tendrán los pequeños y que los relacionarán con sensaciones positivas si las tienen de verdad. No es muy conveniente que el peque coja miedo a un utensilio tan inofensivo, pensado para hacerle la vida más fácil. Saber cómo hacer chupeteros con su nombre está muy bien, es una idea magnífica para que lo relacione como un objeto de su propiedad, pero nunca a costa de su seguridad.

Seguir leyendo

Chalecos de natación

chalecos-de-natacion

Llega el verano y si hay un momento preferido para los más peques de la casa es poder disfrutar en el agua, ya sea en la piscina o en la playa. Pero además de verlos disfrutar , debemos tener claro que deben hacerlo con seguridad y para ello, nada mejor que los chalecos de natación.

Seguir leyendo

Colecho seguro

colecho-seguro

Hay padres que, antes del nacimiento del bebé, nunca se han planteado la posibilidad de compartir la cama con el bebé. Una vez que el recién nacido está en casa, el hecho de compartir la cama se convierte en muchas ocasiones en una cuestión de supervivencia. Te contamos en qué consiste el colecho seguro y los beneficios que aporta.

Seguir leyendo